El fin de los coches de combustión: ¿qué pasará en 2035?

La prohibición de los motores térmicos en la UE genera dudas en los conductores: ¿podrán seguir circulando los turismos diésel y de gasolina?

Coches
A partir del 1 de enero de 2035 los coches y furgonetas con motores térmicos tendrán prohibida su venta

La descarbonización del sector de la automoción es uno de los puntos más importantes que tienen encima de la mesa los gobiernos de la Unión Europea (UE). Teóricamente, se trata de reducir en un 90% las emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con el año 1990.

Una de las medidas para lograrlo es la supresión de los propulsores de combustión interna. De aquí a 13 años, en 2035, va a estar prohibido vender furgonetas y turismos nuevos con motores térmicos.

Unos plazos preocupantes

Los motores más comunes en los vehículos son los de combustión interna, tanto de gasolina como diésel. En España, por ejemplo, hay 24 millones de coches con este tipo de motorizaciones. Casi 15 millones de diésel y 9 millones de gasolina (que representan un 97,3% de los turismos) pueblan un parque automovilístico, además, con muchos años a sus espaldas. La media es de 13,1 años. No va a ser fácil para los consumidores adaptarse tan rápido a la nueva normativa.

Sin embargo, según las estimaciones del Parlamento Europeo, los plazos tienen una razón de ser. La vida útil de los coches es de entre entre 10 y 15 años, de modo que los últimos modelos de combustión que se vendan a finales de 2034 cumplirán su ciclo de vida en 2050. Es la fecha límite que la UE se ha fijado para ser neutra en carbono.

La opinión de los fabricantes

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) no ve tan claro el horizonte. han emitido un comunicado para mostrar su “preocupación” por la prohibición en 2035 de vender turismos y furgonetas de combustión. ACEA achaca esta transformación a infinidad de factores externos que no dependen de los fabricantes ni del sector. Así mismo, consideran que la única solución para alcanzar la reducción de emisiones es “aumento masivo” de las infraestructuras de recarga.

Por otra parte, a la organización le preocupa la disponibilidad de materias primas para la fabricación de baterías y los propios puntos de recarga cuando en los próximos años aumente la demanda de coches eléctricos.

Las marcas dejan de producir motores de combustión

Con todos estos condicionantes encima de la mesa, muchos fabricantes de automóviles ya han optado por poner fecha de defunción a los motores térmicos en sus gamas. Smart ya se despidió de ellos en 2020 y Abarth y DS lo harán en 2024. Detrás irán Jaguar (2025), Audi (2026) y Opel (2028), y un grupo nutrido esperará a 2030: Bentley, Cupra, Fiat, Ford, Mercedes, Mini, Peugeot, Renault y Volvo. Las japonesas Hyundai y Lexus retrasarán el salto a 2035.

Fin de la venta, pero no del uso

La gran duda generada en estas últimas horas es si hay que jubilar inmediatamente los coches gasolina y diésel. La respuesta es un rotundo no. Lo único cierto es que a partir de 2035 ya no se van a comercializar coches nuevos con motores que emitan gases contaminantes.

Se va a poder adquirir un coche de gasolina o diésel hasta el 31 de enero de 2034. Tras esa fecha, seguirán circulando y se podrán seguir haciendo operaciones de compraventa con modelos con este tipo de propulsores en el mercado de la segunda mano. 

La Unión Europea, no obstante, disuadirá a los usuarios del uso de los vehículos de combustión. Uno de los métodos que van a emplear es prohibirles la entrada a zonas de bajas emisiones en núcleos urbanos cada vez más extensos. También subirán el impuesto de circulación y los precios de los combustibles fósiles.

Coches híbridos y enchufables: ¿seguirán vendiéndose?

Los automóviles híbridos y enchufables también entran dentro de la misma inhabilitación en 2035. Por lo tanto, se prohíbe la venta de estos coches nuevos al contar con motores que emiten gases contaminantes. Aunque añadan motores eléctricos para rebajar las emisiones y los consumos, los propulsores principales son térmicos.

En consecuencia, los vehículos híbridos nuevos, en cualquiera de sus acepciones, desaparecerán de los concesionarios a partir del 1 de enero de 2035.

Coches de combustión de segunda mano

¿Se pueden comprar o vender en 2035 coches de combustión usados? Sí, se van a poder seguir vendiendo en el mercado de segunda mano los automóviles con motores térmicos. De hecho, se podrá adquirir un coche gasolina o diésel nuevo hasta el 31 de enero de 2034. Tras esa fecha, estarán permitidas las operaciones de compraventa en el mercado de la segunda mano. 

¿Qué pasa con las motos?

Una de las preguntas de las últimas horas es qué va a suceder con las motocicletas. En el texto del Europarlamento no aparece ninguna mención a las motos, ya que se refiere solo a turismos y furgonetas. La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR) confirma que por el momento estos vehículos no entran dentro de la normativa que se acaba de aprobar.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Moto
zona de bajas emisiones

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no