Actualidad

Así es el Yaris Cross, primer mini-SUV híbrido de Toyota

Es el hermano pequeño del C-HR y reúne una línea deportiva, mecánica híbrida de 116 CV y apenas 4 litros de consumo medio.

Yaris Cross 2020

El Yaris Cross será un modelo importante en la gama de Toyota. / Toyota

Se habría presentado en el pasado Salón de Ginebra si la crisis del Covid-19 no hubiera obligado a cancelar la muestra suiza, y Toyota ha retrasado su estreno hasta hoy. Se llama Yaris Cross, comparte la base del nuevo Yaris y saldrá a la venta en el segundo semestre de 2021. Y aunque todavía no hay precios oficiales, estará disponible desde unos 19.000 a 20.000 euros.

Un todocamino deportivo

El Yaris Cross es el primer SUV pequeño de Toyota, mide 4,18 metros de largo y es el heredero del primer RAV 4 de 1994, el precursor de los SUV de bolsillo que medía solo 3,69 metros de largo. Y competirá con modelos como los Seat Arona (4,13), Renault Captur (4,22) y Peugeot 2008 (4,30), que dominan las ventas en España. Además, completará la gama de Toyota situándose por debajo del C-HR, el SUV compacto de la marca (4,37 metros).

El nuevo Toyota destaca por su imagen de todocamino deportivo, y reúne un frontal alto con una parrilla pequeña y discreta, una cintura lateral elevada con mucha más chapa que cristal y las aletas muy resaltadas, y un portón trasero tumbado hacia delante con los pilotos debajo de la luneta formando una banda horizontal.

Además, es nueve centímetros más alto que el Yaris normal del que se deriva y tiene tres centímetros más de altura libre al suelo para poder circular por caminos sin asfaltar, lo que refuerza su imagen. Está preparado también para montar llantas de hasta 18 pulgadas y el resultado final es un mini-SUV de aspecto sólido y vanguardista con micho gancho estético.

Mecánica híbrida 

Pero el principal aspecto diferenciador del Yaris Cross es su mecánica híbrida. Así, comparte la plataforma o chasis TNGA-B del nuevo Yaris, y equipa el mismo módulo híbrido de cuarta generación, con un motor 1.5 de tres cilindros y 91 CV al que apoyan dos pequeños generadores eléctricos que suman 79 CV y elevan el rendimiento total a 116 CV (no entregan la potencia máxima a la vez).

Además, añade una pequeña batería de ion litio de alrededor de 1,2 kWh (no se ha declarado la capacidad) que recoge la energía cinética al frenar y la utiliza para ayudar a impulsar el coche y reducir el consumo.

El resultado es una eficiencia récord que debería ofrecer el mejor consumo medio de su categoría. Y aunque no hay aún cifras oficiales porque está todavía sin homologar, debería estar en torno a 4 litros y por debajo de 90 g/km (ciclo NEDC), es decir en torno a 4,9 litros y menos de 120 g/km según el nuevo ciclo WLTP, más realista y exigente.

Tracción 4×4 eléctrica 

El Yaris Cross contará también con una versión 4×4 que equipará la tracción eléctrica inteligente AWD-i de Toyota, una alternativa más ligera, compacta y eficiente que las tracciones mecánicas integrales. Esta solución utiliza la propulsión trasera al arrancar y acelerar, pero después circula siempre en tracción delantera, salvo que detecte pérdidas de adherencia. Y ayuda a contener los consumos y emisiones, que deberían ser solo un 10% superiores a la versión con tracción delantera, 4,5 litros y 100 g/km (NEDC) y unos 5,5 litros y menos de 135 g/km (WLTP).

Airbag vertical 

Por lo demás, el nuevo SUV anuncia un interior amplio y moderno elaborado con gusto y un buen maletero que permite dividir la bandeja en dos partes para crear un cofre inferior oculto. Y añade soluciones prácticas, como el plegado por partes de los respaldos traseros (40/20/40) para ampliar el espacio para el equipaje.

Por último, incluirá también un buen equipo de seguridad, con el innovador airbag vertical, que se despliega en la zona del apoyabrazos central de las plazas delanteras para evitar que el conductor y el copiloto se golpeen en caso de accidente, y el sistema Toyota Safety Sense, que incluye mantenimiento automático de carril y frenada automática de emergencia.

El Yaris Cross será un coche europeo porque se fabricará en la planta de Toyota en Valenciennes (Francia), con una producción prevista de más de 150.000 unidades al año y el objetivo de conquistar el 8% de las ventas de su categoría.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no