Actualidad

El nuevo Renault Captur también será híbrido enchufable (y semiautónomo)

La segunda generación del SUV urbano francés se estrenará en 2020 con notables cambios estéticos y numerosas tecnologías de ayuda a la conducción.

Renault Captur

El nuevo Captur acentúa su carácter de todocamino.

La renovación es tan significativa como sugerente. La segunda generación del Renault Captur se estrenará a principios del próximo año y mostrará un exterior más musculoso, un interior muy transformado y, como gran apuesta mecánica, una versión híbrida enchufable. Esta variante con etiqueta ECO estará disponible algo más tarde que el resto de motorizaciones, probablemente a mediados de 2020.

El SUV urbano de Renault, que nació en 2013 como una derivación del Clio, se actualiza de arriba abajo y acentúa su personalidad. Se aprecia con nitidez en el exterior, con un aspecto de todocamino mucho más evidente. Las líneas esculpidas del lateral y la zaga del nuevo Renault Captur contribuyen a esta sensación, al igual que las protecciones cromadas en los bajos delantero y trasero, unos pasos de rueda más voluminosos (con llantas de hasta 18 pulgadas) y las barras de techo laterales, elementos todos muy propios de los SUV.

También son nuevos y llamativos los grupos ópticos delanteros, de luces de led desde el equipamiento más básico. Tanto los delanteros como los traseros proponen la forma de ‘C’ característica de los modelos de Renault (C-Shape).

Las novedades en la carrocería se completan con la evolución en tamaño. El nuevo Renault Captur crece en longitud (4.228 milímetros, 107 más que en la primera generación), en anchura (1.797 milímetros, 19 más) y en altura (1.573 milímetros,  7 más). Y la distancia entre ejes es 33 milímetros mayor (2,639 milímetros), lo que se traduce en un interior mejor aprovechado.

Además de unas banquetas más grandes, en el habitáculo destaca un mayor espacio para las rodillas en los asientos traseros (17 milímetros más). Esta segunda fila se desplaza longitudinalmente hasta 16 centímetros, de lo que se beneficia notablemente el espacio de carga trasero. El maletero del Renault Captur cubica 536 litros, 81 más que la generación anterior.

Pero los elementos que se llevan el protagonismo en el interior son la consola central flotante y el salpicadero, muy similar al utilizado en el nuevo Renault Clio. Con una pantalla vertical de 7 o 9,3 pulgadas, ligeramente orientada hacia el conductor, el sistema conectado Renault EASY LINK (compatible con Android Auto y Apple CarPlay) integra todas las prestaciones multimedia, de navegación y de infoentretenimiento. A esto se suma el cuadro de instrumentos digital, de entre 7 y 10,2 pulgadas.

Las opciones de personalización son numerosas tanto por dentro como por fuera. El habitáculo puede elegirse en 18 configuraciones diferentes, la carrocería suma hasta 90 combinaciones de color distintas: se pueden elegir 11 tonos de carrocería, 5 para el techo y los retrovisores y 3 para las protecciones exteriores.

Un Renault Captur enchufable

A pesar de lo anterior, probablemente la principal novedad del Renault Captur aparece en la gama mecánica. A mediados del año que viene, el SUV francés estrenará una motorización híbrida enchufable denominada E-TECH Plug-in. Con una batería de 9,8 kWh (y dos tomas de corriente distintas), la marca promete que podrá recorrer 45 kilómetros en modo eléctrico a una velocidad máxima de 145 km/h.

Respecto al resto de motorizaciones, el Renault Captur ofrecerá versiones tanto diésel como gasolina. Asociadas a una caja de velocidades manual de 5 o 6 relaciones o a una caja automática de doble embrague de 7 relaciones, los motores ofrecerán entre 100 y 155 CV en gasolina y de 95 a 115 CV en diésel.

Todas ellas incluirán tecnologías de conducción semiautónoma, con un asistente para atascos y conducción en autopista como aportación más sobresaliente. El Highway & Traffic Jam Companion  regula la velocidad del coche, respeta la distancia de seguridad y mantiene el vehículo centrado en el carril. Funciona de 0 a 160 km/h. A esta tecnología se unen otras como el regulador adaptativo de velocidad, la alerta de ángulo muerto, la frenada de emergencia (con detección de ciclistas y peatones), cámara de 360º, alerta de salida de estacionamiento o asistente de aparcamiento.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no