Actualidad

Subaru XV ecoHybrid: mayor eficiencia con la misma efectividad

Con esta nueva versión, el modelo se electrifica pero no renuncia a los planteamientos mecánicos que han distinguido siempre a la marca.

Subaru XV

La eficiencia es también prioritaria para Subaru y lo demuestra con el nuevo XV. / Subaru

El Subaru XV es un SUV compacto de 4,46 metros de largo que con su nueva motorización híbrida ofrece una alternativa de bajas emisiones, con etiqueta ECO de la DGT, a partir de 30.500 euros (aplicando los 2.000 euros de descuento promocional de la marca).

Renunciando definitivamente al diésel, la gama del Subaru XV plantea desde ahora tres opciones mecánicas: una de gasolina, otra bifuel de gasolina y GLP  y la híbrida recién llegada que nos ocupa.

El sistema híbrido adoptado por el XV es el mismo que el incorporado al modelo Forester y consiste en un propulsor de gasolina 2.0 atmosférico de 150 CV cuyo motor de arranque también sirve como generador de electricidad. Además, el cambio automático, del tipo de variador continuo y siete marchas, está conectado a otro motor eléctrico de 16,7 CV alimentado por una pequeña batería de 118 voltios de ion-litio (0,56 kWh) que se aloja bajo el maletero.

Esta mecánica utiliza el motor eléctrico para ayudar al térmico, rebajar así el consumo y las emisiones y mejorar las prestaciones generales. Pero también permite que, para acceder al centro de la ciudad, el Subaru XV pueda avanzar durante un pequeño trayecto de dos kilómetros en modo completamente eléctrico y con el motor térmico apagado (a 40 km/h como máximo).

Ventajas de ser híbrido

La conducción del Subaru ecoHybrid se caracteriza por un suave funcionamiento tanto en ciudad como en carretera. Y ofrece las mejores respuestas de la gama XV con una aceleración de 10,7 segundos en el 0 a 100 km/h, aprovechando mejor la tracción total permanente característica de los Subaru, que dispone el motor, el cambio y el eje de transmisión de forma simétrica. En cuanto al consumo, homologa 7,9 litros a los 100 kilómetros (WLTP), ligeramente por debajo de la versión de gasolina 1.6 de 114 CV que, siendo menos potente, gasta 8,0.

XV

Fuera del asfalto, el XV es un auténtico Subaru.

La nueva condición de híbrido aporta al Subaru XV ciertas ventajas. La primera es su etiqueta de vehículo ECO (que también posee la versión ecoBifuel). También resulta un coche más eficiente en general ya que, ofreciendo un buen nivel de potencia, contiene su consumo en carretera.

Aunque donde más se nota la ayuda del motor eléctrico es fuera del asfalto, ya que la tracción integral permanente permite, gracias al aporte de par motor instantáneo del módulo eléctrico, superar zonas de bastante dificultad, aunque estén embarradas. Y otra consecuencia positiva de la electrificación en el Subaru ha sido mejorar el funcionamiento del cambio, del tipo CVT, que ha ganado precisión a la hora de aprovechar la potencia disponible.

Equipamiento a buen precio

El motor eléctrico y la batería añaden a la nueva versión ecoHybrid 110 kilos más respecto a los térmicos, alcanzando un peso de 1.553 kilos en vacío. Y sus diferencias principales son que el maletero es 30 litros más pequeño, pasando de 385 a 355. También su depósito de gasolina mengua de 63 a 48 litros para dar cabida a la batería y, por dentro, la instrumentación de a bordo presenta información y gráficos distintos para reflejar los datos del sistema híbrido.

El Subaru XV ecoHybrid se vende con dos niveles de acabado, Sport Plus (desde 30.500 euros) y Executive Plus (32.500). En ambos, el equipamiento de serie sobresale por el sistema EyeSight de cámaras y sensores que monitorizan las condiciones del tráfico (y reconoce a los peatones o ciclistas), por el reparto activo de par –que ayuda a tomar las curvas con seguridad–, por las luces automáticas y por los siete airbags.

XV

La dotación del XV está muy cuidada.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no