Esta es la idea para controlar a los híbridos enchufables que quieren hacer ‘trampas’ en las ciudades  

Los coches híbridos enchufables emiten más CO2 y NOx cuando la batería no se recarga y, por lo tanto, no se usa el modo eléctrico.

híbridos enchufables autonomía
No utilizar el modo eléctrico de los híbridos enchufables o no cargar la batería puede acarrear consecuencias.

Los coches híbridos enchufables (PHEV) están a medio camino entre la combustión y la electrificación. El motor eléctrico les concede el distintivo ambiental Cero o ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT) y el depósito de gasolina da la tranquilidad de no tener que preocuparse por la autonomía.  

Eso sí, aunque tengan mayor autonomía que los híbridos ligeros, tener que enchufar la batería para recargarla es una tarea que no todos los conductores interiorizan. Circular con un coche híbrido enchufable sin cargar la batería acaba averiando la mecánica del coche y, además, el peso de los motores dispara el consumo de combustible. 

Este hecho ha puesto a los híbridos enchufables en el punto de mira de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que aboga por retirarles la etiqueta ambiental. Actualmente, la autonomía eléctrica de estos coches tiene que superar los 40 kilómetros para poder optar a la pegatina Cero.

De no utilizar el modo eléctrico de los híbridos enchufables, su entrada en las zonas de bajas emisiones sería contraproducente, ya que pueden registrar más emisiones que los motores de combustión más nuevos. Es por esta razón que algunos ayuntamientos están buscando cómo controlar que los híbridos entren a sus ZBE en modo eléctrico.

Señales luminosas en modo eléctrico

Muchos modelos híbridos ya avisan cuando se están utilizando en modo eléctrico. La gran mayoría de sistemas hacen uso de ciertos pilotos o señales luminosas externas que permiten que no solo el conductor se de cuenta, ya que estos indicadores están colocados en la carrocería del vehículo.

Por ejemplo, parte de los coches híbridos producidos por las marcas del grupo Stellantis equipan una señal en el retrovisor interior perceptible desde el exterior cuando circulan solo con el motor eléctrico.

Híbrido enchufable

BMW va más allá y plantea un sistema que, a través de geolocalización, pueda llegar a parar el coche si entra en una zona de bajas emisiones sin carga eléctrica. Por el momento, esto es solo un proyecto, pero podría llegar a ser una herramienta muy útil para los ayuntamientos.

Aunque por el momento son sistemas no estandarizados que cada fabricante implementa según sus criterios, estas señales serían la clave para controlar los modos de circulación de los PHEV.

La autonomía de los híbridos enchufables permite, a día de hoy, circular en ciudad en modo totalmente eléctrico. De hecho, la doble mecánica de estos coches está pensada para ello: ahorrar combustible y reducir emisiones en ciudad sin perder la libertad en carretera y a mayores velocidades. Lo único que hace falta es no olvidarse de cargar el coche.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Andrea Gil

Graduada en Periodismo por la Universidad de Zaragoza, su primer contacto con el mundo del motor fue en los mundiales de MotoGP y Superbikes. Dio el salto al periodismo de motor hace cinco años y, desde entonces, sigue todo lo que tenga ruedas, especialmente si es made in Italy.

Más Información

proyecto CRETA
byd híbridos enchufables

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no