Mitsubishi Colt 160 HEV: un pequeño híbrido de altos vuelos

Con un motor de gasolina 1.6 y dos motores eléctricos, sus 143 CV rinden como si fuera un deportivo de tamaño reducido.

Mitsubishi
Donde más se diferencia el Colt del Clio es en el frontal.

Una década después de su desaparición del catálogo japonés, el Mitsubishi Colt vuelve a su portfolio. Aunque esta vez lo hace como un clon del Renault Clio, por la alianza existente con la marca gala.

Y aunque son el mismo coche, cuentan con leves diferencias. Para empezar, y además de los logos, el diseño frontal es ligeramente diferente, sobre todo por su diferenciada parrilla. También ocurre con el diseño de las llantas, que pueden ser de 15, 16 y 17 pulgadas. Y hasta ahí las diferencias.

Interior tecnológico y digitalizado

Porque en el interior, a excepción del logo en el centro del volante, un Clio no se diferencia en nada.

Cuenta, por supuesto y al igual que el francés, con una gran pantalla central vertical de 9,3 pulgadas que parece mucho más grande y que integra la navegación de serie y todo el sistema de infoentretenimiento con Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos.

Claro que esta unidad, como casi siempre en los coches de pruebas que las marcas dejan a los periodistas especializados, cuenta con el acabado más completo, denominado Kaiteki+. Con él no faltarán elementos como las llantas de 17 pulgadas, sonido premium BOSE, volante y asientos delanteros calefactables, cuadro de instrumentos digital de 10 pulgadas, control de velocidad adaptativo o tapicería mixta de tela y cuero.

Mitsubishi
La gran pantalla central mide 9,3 pulgadas.

En cuanto a asistentes de conducción, de serie dispone, además del control de crucero mencionado, de asistente de mantenimiento de carril, aviso de cambio de carril involuntario, aviso de ángulo muerto, reconocimiento de señales de tráfico, alerta de tráfico trasero y asistente de aparcamiento.

Con unas medidas exteriores de 4,05 metros de longitud, 1,80 de ancho y 1,44 de alto; el espacio interior no puede ser para tirar cohetes. Pero es más que digno, y desde luego, más de lo que puede parecer desde fuera. Evidentemente, la zona trasera es la más crítica del coche junto a un maletero de solo 254 litros, 86 menos que las otras versiones no hibridadas.

Mitsubishi
Su longitud es de poco más de cuatro metros.

Un híbrido curioso

Su mecánica es la misma denominada E-Tech de Renault, y que consta de un motor de gasolina atmosférico 1.6 con cuatro cilindros, de 91 CV. También cuenta con dos motores eléctricos. El primero y más pequeño rinde 20 CV, está conectado al motor térmico y funciona como generador y motor de arranque. El segundo motor eléctrico cuenta con 67 CV y, además de generar electricidad, mueve las ruedas. En total, la potencia conjunta asciende a 143 CV.

Sin entrar en demasiados tecnicismos, los tres motores se conectan a las ruedas a través de una caja de cambios automática convencional, pero sin embrague ni sincronizadores. En la práctica, todo esto lo traduce Renault, la marca que ha implementado esta tecnología, en que el sistema trabaja como si tuviera una transmisión con 15 velocidades.

Mitsubishi
Delante de la palanca del cambio se ubica la plataforma para la carga inalámbrica.

La batería tiene una capacidad de 1,2 kWh y se recarga con mucha velocidad, claro que también se descarga al mismo ritmo.

En marcha, con un brío inesperado

Al igual que pasa con su habitáculo, al conducirlo de la sensación de ser más grande de lo que es. Y es la sensación de seguridad, el aislamiento del exterior y, sobre todo, su rapidez de reacciones, parecen de un coche superior.

El arranque desde parado siempre lo hace con el motor eléctrico de 20 CV, bueno… siempre que exista carga en la batería. Si no, el motor térmico se encenderá para cargarla batería. Pero su sonido está contenido y no resulta nada desagradable. También está muy conseguido el paso de una energía a otra y a no ser que se le preste una especial atención, ni se notará.

Mitsubishi
Por detrás, el Colt es bastante más similar al Clio.

Este Mitsubishi Colt cuenta con tres modos de conducción, con una diferencia notable entre ellos. Sobre todo entre el modo ECO y Sport, los dos extremos (MySense es el normal). La sensibilidad del acelerador cambia bastante y también la retención, sobre todo en el modo más deportivo, por ser mucho más intensa. Cuenta también con una posición B en la palanca de cambios para la máxima regeneración que incluso puede llegar a utilizarse como el “e-pedal”, es decir, que en muchas ocasiones no hay ni que pisar el freno.

En la consola también se encuentra el botón EV que sirve para forzar el modo eléctrico, aunque para entre en funcionamiento, la batería debe tener más del 50% de carga o la velocidad, ser menor de 75 km/h. Y por supuesto, sin circular en el modo Sport.

Con una velocidad máxima de 180 km/h y una aceleración de 9,3 segundos en el 0 a 100 km/h, sobre todo esta última parece errónea. Y es que a bordo del Colt, a velocidades bajas, en el modo Sport y ante un buen pisotón al pedal derecho, la reacción es tan viva que sorprende. Una dirección bastante directa y una amortiguación muy equilibrada, redondean un conjunto de lo más agradable.

Mitsubishi
La calidad a bordo es buena, y el espacio parece mayor del que delata por fuera.

Ahora bien, el terreno preferido de actuación del Colt híbrido, por su propia configuración tanto de carrocería como, en este caso, de mecánica, es la ciudad. Y es que es en este escenario donde mejor se desenvuelve, a todos los niveles.

Incluido el consumo, donde rondará los cinco litros, puede que 3,5 si se rueda en el modo ECO y con mucho tacto con el acelerador. En carretera, ya es otra cosa y sobrepasará la mayoría de las veces los siete litros cada 100 kilómetros.

Precio

Evidentemente, este Colt no es económico de adquirir. 27.990 euros indica que cuenta con una mecánica resolutiva y eficiente, además de un equipamiento de coches de mucho más empaque.

Eso sí, para quien no necesite tanto, pero le guste su imagen y su calidad a bordo, la gama empieza con el Colt 100 MPI Motion con motor de gasolina de 67 CV, por 16.790 euros. Con un equipamiento, en ambos casos, muy similar, el Renault Clio es algo más económico que este Mitsubishi Colt, aunque el primero cuenta con tres años de garantía (sin límite de kilometraje) y el japonés con cinco (o 100.000 kilómetros). Al final casi la cuestión se resume en querer lucir en el frontal un rombo o tres…

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Alfredo Rueda

Periodista especializado en motor desde hace más de 20 años, ha trabajado en diferentes gabinetes de prensa (Federación Española de Automovilismo o Circuito del Jarama) y medios especializados (Motor 16, Marca Motor o Auto Bild). Apasionado de coches, motos y, ahora también, de los cacharros con alas.

Más Información

MG Coche
Toyota

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no