Qué hacer si el volante hace ruido al girar

La dirección es uno de los órganos más importantes para la seguridad del coche y habrá que tomar medidas si al actuar emite un sonido anormal.

Los coches modernos disponen de un sistema de dirección asistida, bien sea por un circuito hidráulico o, en algunos casos, por un pequeño motor eléctrico. Pero a veces se da el caso que, al girar el volante, aunque sea en parado, el mecanismo emite algún ruido sospechoso de avería y que, según las causas, sugiere un rozamiento, un chasquido o incluso una sensación de golpeteo. 

La dirección normalmente no debe hacer ningún ruido al funcionar y cualquier manifestación anormal en su manejo será síntoma de que algo no va bien.

No hay que confundir estos síntomas sonoros con el chirrido que producen los neumáticos al girar en parado o a muy baja velocidad sobre una superficie especialmente adherente, como el cemento que recubre el piso de algunos garajes. Eso es normal y no habrá por qué preocuparse. 

Holguras y vibraciones del volante

Otra cosa es cuando el ruido se escucha dentro del habitáculo o bajo el capó. Entonces sí habrá que prestarle atención y conviene detectar la causa antes de que el problema se agrave. En el primer caso, la avería puede tener su origen en el propio volante o en la columna de dirección.

Si se produce, será un fallo bastante raro, ya que son componentes que no suelen generar averías. Lo más probable es que se trate de un problema de engrase o un daño como consecuencia de algún golpe.

O, en los vehículos más antiguos, un desgaste excesivo que haya provocado holguras mecánicas que se manifiestan por algún chirrido, vibraciones del volante o por emitir chasquidos al girar.  

Pero si el ruido se genera más cerca de las ruedas, habrá que sospechar del deterioro de otros elementos ajenos a la dirección. Por ejemplo, en el caso de que al girar sea solo una de las ruedas la que emita chirridos, habrá que sospechar de un desgaste excesivo del rodamiento, circunstancia que hace imprescindible su sustitución.  

Averías de los palieres y guardapolvos

Otro síntoma de avería será un chasquido repetitivo cuando las ruedas giran. Entonces, la causa más probable serán las barras cardán de transmisión, también llamadas palieres. Son las encargadas de transmitir a las ruedas delanteras la potencia del motor.

Lo más probable es que el fuelle guardapolvo de goma que las protege se haya deteriorado, perdiendo la grasa que contiene. Así, el rozamiento del metal sin lubricar produce esos ruidos al desplazarse la dirección en uno u otro sentido.  

Pero si el ruido es más bien un silbido puntual o un traqueteo de tono más agudo, habrá que sospechar de la bieleta de dirección. Esta pieza es la encargada de transmitir a las ruedas el movimiento del volante. Y, al igual que en el caso de los guardapolvos, su deterioro requiere sustituirla en el taller cuanto antes, por seguridad y para evitar males mayores.

La necesidad de un buen mantenimiento  

Asimismo, puede ocurrir que al girar el volante se escuche en las ruedas algún rozamiento de sonido metálico. En ese caso, puede que el causante no sea el sistema de dirección, sino el disco de freno que esté deteriorado o deformado y roce con las pinzas al girar. Ni que decir tiene que es una avería que afecta a la seguridad del vehículo y que también requiere la pronta intervención del mecánico.  

En el caso de los sistemas de dirección asistida mediante una bomba hidráulica, que son la mayoría, los ruidos anormales también pueden indicar algún tipo de fallo en el propio circuito.

Al respecto, hay que recordar que este tipo de sistema requiere un mantenimiento periódico. Se debe controlar el nivel de líquido en las revisiones, purgándolo si se hace necesario y sustituyéndolo por completo cada cuatro años aproximadamente.

La dirección, clave en la ITV 

En estos coches de dirección asistida hidráulica, si se escucha un chirrido cada vez que se gira el volante seguramente será porque el nivel de líquido del depósito esté por debajo del recomendado. También puede ser que se haya producido una fuga en algún punto del circuito. 

Pero si el ruido se produce nada más arrancar el motor, y se mantiene constante al ralentí o cuando se mueve el volante, la avería puede ser debida a que el nivel de líquido hidráulico del depósito es muy bajo o que la propia bomba del sistema no funciona correctamente. 

Por todo lo anterior, se entiende que el correcto mantenimiento del sistema de dirección es prioritario en las revisiones periódicas del vehículo. Y también uno de los puntos más importantes que se verifican en la inspección técnica obligatoria (ITV).

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

neumáticos de invierno
electude simulator challengue

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no