Eléctricos

Toyota anuncia, por fin, sus primeros coches eléctricos

La marca, líder en híbridos, ha quedado rezagada en movilidad a pilas. Pero pretende recuperar el terreno perdido y lanzará 10 modelos en tres años.

Toyota coches electricos

El prototipo bZ4X (a la derecha, junto a un RAV4), será el primer coche eléctrico de Toyota y se lanzará en 2022.

Su primer modelo, un SUV eléctrico de tamaño medio, llegará a mediados de 2022. Y apenas tres años después, en 2025, tendrá ya 15 vehículos a pilas en el mundo y al menos 10 en Europa. Este es el acelerado plan de lanzamiento de automóviles 100% de baterías que Toyota acaba de presentar en una conferencia online, y que marcará su futuro cercano.

La marca japonesa ha vendido 17 millones de híbridos desde que en 1997 lanzó el primer Prius, ha superado de largo a cualquier competidor y, además, el menor consumo y emisiones de sus modelos ha evitado arrojar a la atmósfera, según el fabricante, hasta 140 millones de toneladas de CO2.

Pero este dominio abrumador tiene también su cara oscura, porque Toyota ha permanecido focalizada en su tecnología mientras el resto de la industria avanzaba y apostaba por los coches eléctricos. Y le han adelantado muchos. Entre medias, eso sí, ha desarrollado la vía alternativa del hidrógeno, y es de las pocas marcas que ofrecen un modelo de este tipo, la berlina grande Mirai.

Toyota también ha comunicado su compromiso de convertirse en una marca neutra en CO2 en 2050. Y los vehículos eléctricos, junto con los de hidrógeno, serán claves para lograr el avance. Los híbridos enchufables tendrán también protagonismo, pero menor.

El prototipo bZ4X, un SUV eléctrico de tamaño medio que recuerda al Toyota RAV4 y también al Lexus NX, será el primer coche 100% de baterías en aparecer en Europa. Y está previsto para mediados del año que viene.

Coches electricos Toyota

Sus dimensiones no se han concretado, pero, junto al RAV4 de la imagen, se aprecia con claridad su mayor volumen general, con mayor anchura y menor altura. Destaca su diseño de formas angulosas y por su concepto de interior futurista, con un volante tipo joystick, sin aro completo, y un salpicadero de nuevo diseño. De puertas adentro, recoge asimismo similitudes con el prototipo LF-Z de Lexus.

Tampoco se han desvelado su potencia ni su batería, pero sí que el modelo está desarrollado en colaboración con Subaru y que contará, entre otras cosas, con dos motores, tracción 4×4 y mayores aptitudes para salir del asfalto de lo habitual entre los SUV.

También propone algunas novedades técnicas como un sistema de dirección 100% electrónico, sin conexión mecánica entre el volante y las ruedas (aunque por ley deberá mantener un enlace físico por si falla el informático), y podrá integrar placas fotovoltaicas para aprovechar la radiación solar y conseguir energía gratis, por ejemplo al dejar el vehículo aparcado al sol.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no