El DS7 sube hasta los 360 CV para colocarse entre los SUV de primer nivel

El modelo francés ya no se llama Crossback y eleva el listón con una imagen reforzada, nuevas decoraciones y una mecánica híbrida enchufable más potente.

DS7
El DS7 ofrece en su gama tres versiones híbridas enchufables.

Después de su estreno en 2017, el DS7 recibe su primera puesta al día con una serie de mejoras de diseño y decoración que potencian su imagen de coche de primer nivel. Ya admite reservas por internet y en octubre estará disponible en los concesionarios con precios a partir de 42.800 euros. 

El SUV familiar (4,57 metros) pierde ahora su denominación de Crossback, que se ha hecho innecesaria porque el modelo solo se ofrece con este tipo de carrocería todocamino. Exteriormente, evoluciona hacia una estética más imponente, renunciando a la profusión de cromados que anteriormente decoraban el frontal y adoptando una nueva calandra de tono oscuro que sugiere un mayor poderío mecánico.

La carrocería se afila también en algunas zonas, como el capó o el portón trasero, donde unas líneas más tensas en la silueta reafirman el dinamismo visual. Y por detrás, el nombre Crossback ha sido sustituido por DS Automobiles para recalcar su sofisticado origen. 

Otros cambios se centran en la antena, ahora en forma de aleta de tiburón, y los faros de 28 luces de led matriciales, que mejoran la iluminación selectiva de la carretera sin deslumbrar a los demás conductores. 

En la carrocería del nuevo DS7 resaltan más las aristas.

Apuesta por la tecnología híbrida enchufable 

También la mirada del DS7 ha cambiado. Las luces verticales de posición diurnas se componen de 33 diodos que quedan enmascarados detrás de una cubierta plástica y translucida, grabada mediante láser para dibujar una inconfundible firma lumínica. 

El interior puede elegirse en dos tonalidades diferentes, negro o gris claro, y el recubrimiento del salpicadero y las puertas reciben un nuevo acabado de cosido artesanal. En cuanto al equipamiento, la presentación no varía, pero la pantalla central de 12 pulgadas ha sido optimizada en su interfaz y recibe el sistema multimedia mejorado DS Iris System, que incluye un asistente personal. 

Interior del DS7.

La gama de motores también evoluciona. La versión de acceso es un diésel Blue HDi de 130 CV (42.800 euros), única mecánica convencional que contempla la gama, pues el resto son todas híbridas enchufables de gasolina. Las variantes E-Tense tienen 225 CV (con tracción delantera, desde 52.600 euros), 300 CV (4×4 y desde 60.500 euros) y, la gran novedad en este apartado, 360 CV, también con tracción integral y desde 75.250 euros. 

Esta última mecánica de alto rendimiento es la ya conocida en el Peugeot 508 PSE, y cubre la necesidad de potencia para que el DS 7 pueda competir en igualdad de condiciones con sus rivales SUV premium alemanes. 

El sistema híbrido combina un bloque delantero de gasolina 1.6 de 200 CV, acoplado a un motor eléctrico en el eje trasero que aporta 110 CV suplementarios. La potencia conjunta (360 CV) y la eficacia de la tracción integral hacen posible que el DS7 acelere de 0 a 100 km/h en tan solo 5,6 segundos. 

Suspensión predictiva 

Unas prestaciones brillantes que se complementan con una gran eficiencia energética, ya que la batería recargable en la red dispone de 14,3 kW, suficiente para recorrer hasta 57 kilómetros en modo eléctrico (80 en ciudad) y rebajar el consumo de gasolina a tan solo 1,8 litros en los primeros 100 kilómetros (WLTP). Además, cuando la batería baja del 20% (o 50% en modo Sport), el motor térmico la va recargando en marcha para mantener la capacidad de rodar una buena distancia en modo eléctrico.  

A los mandos del DS7 de 360 CV, se constata un mayor dinamismo y el SUV francés ha ganado precisión sobre las carreteras sinuosas. Y es que esta nueva versión con mayor potencia recibe unos reglajes de suspensión más deportivos con un chasis rebajado en 1,5 centímetros, vías ensanchadas para mejorar la consistencia del apoyo (2,4 centímetros delante y 1,0 detrás) y unos frenos más grandes y potentes. 

Por lo demás, el modelo conserva su gran comodidad de marcha, gracias a la amortiguación predictiva de serie DS Active Scan Suspension, y ofrece un habitáculo muy bien aislado, tanto de las vibraciones mecánicas como de los ruidos exteriores. En carreteras con superficies irregulares, mostró cierta brusquedad. Esto se debe a las ruedas opcionales que montaba la unidad de pruebas (245/35 R21), un perfil de neumático muy llamativo y adecuado para carreteras de buen firme, pero demasiado bajo para transitar sobre asfalto bacheado. 

En el catálogo del nuevo DS7 se ofrecen numerosas posibilidades de personalización y cinco acabados diferentes: Bastille, Rivoli, Ópera, Performance Line y Performance Line Plus. Además, la marca ha configurado para su lanzamiento otro especial, más completo y de edición limitada bautizado como La Première.

Sobre el portón posterior, el nombre Crossback ha sido sustituido por el de DS Automobiles.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

Nuevo Mercedes GLC: electrificación y hasta 269 CV
Mitsubishi

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no