Dos híbridos contra dos eléctricos puros: precios y equipamientos

Dos modelos 100% eléctricos y dos híbridos enchufables que circulan con baterías en ciudad y con motores de gasolina para viajar: Nissan Leaf, Renault Zoe, Kia Niro PHEV y Mitsubishi Outlander PHEV.

coches electricos
De izquierda a derecha, Kia Niro, Renault Zoe, Nissan Leaf y Mitsubishi Outlander.

Diferencias de precio importantes entre los cuatro. Todos son caros, porque las baterías elevan todavía mucho los costes, pero el Renault es el más asequible, 27.200 euros con los descuentos, que se quedan en 19.700 si se adquiere sin baterías y se alquilan: 69 euros mensuales (hasta 7.500 kilómetros de uso al año), con un incremento de 10 euros más al mes cada 2.500 kilómetros extra que se hagan o 2 euros más cada 500 kilómetros más. El Nissan sube a 32.900, apenas 400 euros más que el Kia Niro PHEV, que cuesta 32.560. Y el Mitsubishi refleja su mayor tamaño y equipo de serie en el precio, y sube a 38.725 euros.

El equipo de serie se refleja también en los precios, y el Zoe es el que viene más justo. Todos incluyen climatizador (bizona en el Mitsubishi), ordenador de viaje, pantalla táctil, equipo de música con radio (CD en el Nissan), conexiones bluetooth y USB, botón de arranque (salvo el Kia), cuatro elevalunas eléctricos y sensores de lluvia y faros (300 euros todos en el Zoe), retrovisores eléctricos plegables y cámara trasera para aparcar (salvo el Renault). Además, el Nissan y el Mitsubishi añaden acceso y arranque sin llave y llantas de aleación, de 16 pulgadas en el primero y de 18 en el último, frente a las de acero de los demás, con 15 pulgadas en el Zoe y 16 en el Niro. Y todos salvo el Outlander vienen con navegador.

La consola central del Kia Niro PHEV.

Pero el más completo es el Mitsubishi, que incluye también asientos delanteros calefactados con reglaje eléctrico para el del conductor, alarma, sensores de aparcamiento delanteros y traseros (el Niro, solo los últimos), faros led, tracción 4×4 eléctrica y cinco años de garantía o 100.000 kilómetros, frente a tres y 100.000 del Nissan y siete y 150.000 del Kia.

Todos menos el Zoe vienen muy bien equipados en seguridad. Aparte del equipo obligatorio —doble airbag frontal, ABS, control de estabilidad ESP y sensores de presión de ruedas—, incluyen airbags laterales delanteros y tienen cinco estrellas Euro NCAP. Y salvo el Renault, añaden airbags de cortina, frenada automática de emergencia en ciudad y otros dispositivos como alerta de cambio involuntario de carril, aviso de vehículo en ángulo muerto, alerta de tráfico trasero y sobre todo el control de velocidad inteligente con radar antichoque ACC.

Además, el Kia y el Mitsubishi suman un airbag más de rodilla (conductor), y el último, la tracción 4×4 eléctrica. Pero el Nissan es algo más completo, porque lleva lector de señales, gestor de luces de carretera (también el Mitsubishi) y detector de fatiga (como el Kia). Por último, el comportamiento dinámico es correcto en seguridad, pero algo inferior en el Outlander: tiene una carrocería más voluminosa que condiciona un poco la agilidad en zonas viradas.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Cargador
Mitsubishi

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no