Lamborghini Urus, un super-SUV de combate

El todocamino italiano cuenta con un motor V8 con doble turbo, 650 CV de potencia, un precio de 237.000 euros y muy pocos rivales.

Hay pocos todocaminos que puedan presumir de unas características verdaderamente deportivas como el Lamborghini Urus. De hecho, no tiene un rival claro en el mercado. Y eso que su comercialización comenzó en 2017. Pero ni el Porsche Cayenne, ni el Maserati Levante, ni el BMW X6 se le acercan en prestaciones ni, sobre todo, en comportamiento.

A punto de que se desvele la siguiente generación y que, según todos los rumores, no debe cambiar demasiado, este Lamborghini sorprende de verdad a todo aquel que tenga la fortuna de ponerse al volante. Y nunca mejor dicho, porque para este menester hay que haber desembolsado previamente los 237.000 euros de su precio. Tras bajarse de él, sin embargo, se puede afirmar que vale cada euro de los que cuesta.

Mecánica infinita, tecnología futurista, espacio para todos

A pesar de arrojar en la báscula un peso de 2.300 kilos, su impresionante mecánica V8 con doble turbo, 650 CV y 850 Nm de par motor lo catapulta hasta más de 300 km/h de velocidad máxima. Y pasa desde parado hasta los primeros 100 km/h en solo 3,6 segundos.

En un primer momento, el cerebro del conductor no asume que, con esa altura (tampoco es tanta, pero bastante mayor que la de un turismo), esa mole pueda moverse tan rápido. Pero lo hace. Vaya si lo hace. Al menos, el ambiente a bordo es de lo más deportivo que se puede encontrar en un SUV y ya va preparando al subconsciente para lo que se avecina.

Lamborghini
Ambiente deportivo y tecnológico a bordo del Urus.

Los asientos de tipo báquet, el volante pequeño y el botón de arranque ubicado tras una tapa roja, similar a la que tienen que abrir los pilotos de los F-18 para disparar sus misiles, son solo algunos de los detalles del interior del Urus. Esta sensación especial se remata con unas piñas al más puro estilo aeronáutico de combate en el centro de la consola, donde se recogen los mandos para el cambio, los modos de conducción o el bloqueo de la tracción.

Todo ello rodeado de piel y fibra de carbono. El salpicadero también cuenta con dos pantallas de infoentretenimiento, al más puro estilo Audi, propietaria ahora de la marca italiana. Con la superior se maneja el navegador, el sistema de sonido y el teléfono móvil. La inferior es la encargada del climatizador o la calefacción de los asientos.

Todo esto, sin escatimar espacio detrás, donde hasta tres adultos se pueden sentar sin estrecheces. Y es que, en este sentido, el Urus es de los SUV más espaciosos, y también el maletero con sus 616 litros.

Lamborghini
El maletero cubica unos sobresalientes 616 litros.

Modos de conducción del Urus

Respecto a los modos de conducción del Urus, tiene seis, entre ellos algunos específicos para nieve, arena y grava. Esto demuestra, junto con el bloqueo de su diferencial, que es más que válido para estos terrenos, aunque difícilmente el dueño de este coche lo use para moverse por ellos.

Lo más interesante, de hecho, son los modos Sport y Corsa. El primero ya prepara el Urus para una conducción deportiva, pero con los controles de tracción y estabilidad preparados para poner todo en orden si la situación se descontrola.

Lamborghini
El Urus es uno de los SUV más espaciosos en las plazas traseras.

El modo Corsa, que en italiano significa ‘carrera’, ya indica para qué tipo de uso es conveniente. En este modo, este super-SUV se prepara para dar de sí el máximo rendimiento. Y cuando lo da, impresiona de verdad. En esta preparación, el motor rinde al máximo lo más rápido posible, la caja de cambios automática (ocho velocidades) funciona de forma más inmediata y la suspensión se endurece.

El coche baja hasta nueve centímetros desde su posición más alta, para quedarse a una distancia libre al suelo de 158 milímetros, como si ya no le importara que alguien vaya cómodo. Lo que busca es pasar del punto A al punto B lo más rápido posible.

Y lo consigue con una facilidad pasmosa y con el deleite que produce el sonido de su motor V8 cuando se le demanda toda su fuerza. Al hacerlo, las espaldas de los pasajeros se pegarán a los asientos y no se creerán la contundencia con la que esta mecánica empuja. Sobre todo, lo dicho, al ser un vehículo tan grande.

Seguridad en las curvas

Todo pasa a través del diferencial central Torsen y de un segundo diferencial trasero que reparten la potencia en un 40:60 (delante/detrás), pero que puede mandar hasta un 70% del empuje al tren delantero y un 85% al trasero. Esto asegura una tracción que no pierde adherencia fácilmente. Ni siquiera en los giros o al salir de ellos, ya que también dispone de un control vectorial de par que ayuda al vehículo a entrar en las curvas al frenar la rueda interior.

Todo esto, unido a la firmeza de suspensiones, hace que el paso por curva sea realmente endiablado y mucho más rápido y aplomado de lo que la lógica dicta para un vehículo de más de cinco metros de largo o más de dos de ancho. Solo este volumen y su peso puede pasar factura en rápidos cambios de trayectoria, donde las lógicas inercias pueden salir a relucir.

Lamborghini
Con más de cinco metros de largo y dos toneladas de peso, la dinámica del Urus impresiona.

Los frenos del Urus

Llega el momento de detener el coche, pero tampoco hay problemas. Es un Lamborghini y no solo se mueve como un Lamborghini. Frena con igual contundencia con la que gana velocidad. En Sant’Agata Bolognese, sede la marca, también se han esforzado en este punto y lo han dotado con unos impresionantes discos cerámicos de 440 milímetros delante y 370 detrás, que se alojan en unas tremendas llantas de 22 pulgadas.

El cinturón se encargará de sujetar a los pasajeros en sus asientos y que no salgan despedidos hacia delante. Solo las cervicales sufrirán, y bastante, si se aplica presión con ganas en el pedal del freno.

La información sobre el gasto de combustible con este tipo de vehículos es algo banal y seguramente prescindible para cualquiera de sus dueños o futuros dueños. Su motor V8 puede mostrar un carácter cambiante si funciona de forma tranquila en el modo Strada, donde podrá ofrecer un gasto de unos 8 l/100 km. Y subirá a más del doble (puede que bastante más), si se pone el modo Corsa y se da rienda suelta al piloto que se lleva dentro.

Con una denominación que evoca al antecesor del toro de lidia actual, este Urus hace honor a su nombre, sobre todo por la raza que destila. Y es que no puede negar sus orígenes.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Alfredo Rueda

Periodista especializado en motor desde hace más de 20 años, ha trabajado en diferentes gabinetes de prensa (Federación Española de Automovilismo o Circuito del Jarama) y medios especializados (Motor 16, Marca Motor o Auto Bild). Apasionado de coches, motos y, ahora también, de los cacharros con alas.

Más Información

Lamborghini Urus S
Cohe Fantástico

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no