Pruebas

Citroën C5 Aircross, el SUV más práctico como familiar

Destaca por su versatilidad e innovadora suspensión. Estará a la venta en enero desde 18.650 euros (con todos los descuentos)

C5

La oferta SUV de la marca francesa se amplía con este modelo familiar. / Citroën

SUV por fuera y monovolumen por dentro. Llegar el último suele ser casi siempre un problema, pero a veces tiene sus ventajas. Es lo que le ha sucedido a Citroën, que ha tenido tiempo de analizar a sus competidores e intentar mejorarles con el nuevo C5 Aircross. Saldrá a la venta en enero desde 23.500 euros, que se pueden quedar en 18.650 euros con todos los descuentos.

El SUV medio de Citroën competirá en la categoría más importante del mercado, frente a superventas tan consolidados como los Nissan Qashqai, Peugeot 3008, Hyundai Tucson y Seat Ateca.

Estos son sus mejores argumentos:

Máxima flexibilidad interior

El C5 Aircross recoge la experiencia de Citroën con los monovolúmenes para aplicar soluciones de los C4 Picasso. Entre ellas destacan los tres asientos traseros individuales, que mejoran la flexibilidad interior a la hora de repartir el espacio y le sitúan como el SUV más práctico en el uso familiar. Así, las plazas posteriores se regulan de una en una en longitud e inclinación, y permiten ampliar el espacio para las piernas o el maletero según se necesite. Y también se pueden plegar los respaldos contra las banquetas para llevar bultos grandes. 

Un gran maletero de 580 a 1.630 litros

La modularidad interior contribuye a ofrecer uno de los maleteros más grandes entre los SUV de su tamaño, con 580 litros cuando se llevan los asientos más retrasados, por ejemplo si viajan adultos atrás, 720 si se adelantan al máximo, porque van niños, y hasta 1.630 plegando los respaldos y cargando hasta el techo, lo que permite también llevar bultos de hasta 1,90 metros de longitud. Además, incluye también otros 33 litros distribuidos en diferentes huecos por el coche para dejar todo tipo de objetos.

Suspensión innovadora y máximo confort

Otro aspecto diferenciador del SUV de Citroën es la búsqueda del confort en 360 grados. Empezando por la suspensión, porque estrena una amortiguación con topes hidraúlicos que se adapta al instante para absorber las pequeñas irregularidades del piso y a la vez sujeta la carrocería en las curvas y ondulaciones para reducir al mínimo los balanceos. Citroën ha trabajado el mullido de los asientos, aunque mucho más los delanteros, y también la insonorización interior. Y todo esto, unido a una altura libre al suelo superior a lo habitual (23 centímetros), aporta como resultado una conducción suave y agradable, y un confort y silencio de marcha sobresalientes, incluso en carreteras muy deterioradas: tiene un tacto agradable y consistente, es estable en curva y absorbe todo sin inmutarse. 

Piloto automático de atascos

Junto a un equipo de seguridad muy completo, el C5 Aircross ofrece de serie en el acabado superior Shine y como opción en el Feel, un piloto automático para autopista. Se denomina ‘Highway Driver Assist’ y combina las funciones del control de velocidad de crucero y el mantenimiento automático de carril para acelerar y frenar por si solo, incluso hasta llegar a pararse. Pero manteniendo siempre la distancia de seguridad con el coche de delante. Se trata de conducción autónoma Nivel 2, y aunque exige llevar las manos en el volante, es una ayuda cómoda y práctica para los atascos de las autopistas. 

Imagen y diseño originales

Puede gustar mucho o nada, pero no deja indiferente, rompe con las rutinas y sobre todo, es original. El C5 Aircross es un SUV con personalidad propia. El frontal integra una doble parrilla horizontal muy llamativa y unos faros afilados situados en dos alturas. Y transmite solidez, aunque con un aspecto recargado y un tanto barroco que no suscita la unanimidad. El lateral en cambio, es todo lo contrario, casi un folio en blanco, con una superficie ondulada y un adorno oscuro en la base con un airbump integrado (cojín de goma con aire)  para aligerar el exceso de chapa. Y la zaga alta con un portón de ángulos redondeados, pero muy vertical para ampliar el espacio de carga, termina de definir un SUV moderno de aspecto sólido y fuerte personalidad. 

Motores actualizados y ocho marchas 

La gama mecánica incluye dos motores Pure Tech de gasolina y dos BlueHDI turbodiésel con las mismas potencias, 130 y 180 CV. Los primeros se ofrecen con cambio manual de seis marchas o con el nuevo automático EAT8 de ocho velocidades y los más potentes solo con el último. Y al menos los de 180 CV, los utilizados en la prueba de presentación, ofrecen un tacto suave, buenas prestaciones y consumos comedidos.

Versión híbrida enchufable en 2020

La gama del C5 Aircross se completará en 2020 con una versión híbrida enchufable (PHEV), con 225 CV y más de 50 kilómetros de autonomía eléctrica, según la marca. Y anuncia unas emisiones de 50 g/km de CO2, poco más de 2 litros de consumo medio oficial, en los primeros 100 kilómetros. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no