Supercoches

Apex AP-0, un deportivo eléctrico capaz de salir de viaje

La marca británica propone un deportivo sin emisiones con tecnología propia de la competición, pero con una autonomía de más de 500 kilómetros.

Apex

El diseño de este deportivo eléctrico es muy peculiar y también espectacular. / Apex

Es lo más parecido a un monoplaza de la Fórmula E preparado para conducir por la calle. Acelera de 0 a 100 km/h en poco más de dos segundos, su batería promete 515 kilómetros de autonomía y cuesta 150.000 euros sin impuestos, lo que situará su precio final por debajo del Ferrari F8 Tributo (238.000 euros con impuestos). Son las credenciales rompedoras del Apex AP-0, que sin embargo han quedado en suspenso tras la clausura del último Salón de Ginebra, donde debía ser presentado oficialmente.

El problema de los coches eléctricos suele ser un importante sobrepeso a igualdad de potencia con los térmicos. Cuanto más potentes sean, más kilos de batería necesitan para suministrar energía y aguantar un kilometraje razonable antes de tener que recargar.

En el Apex AP-0, todo el proceso de ingeniería se ha centrado en contrarrestar ese problema al máximo. Y el aligeramiento general, conseguido gracias a una carrocería de fibra de carbono y un robusto chasis de composite similar al de los Fórmula 1, ha dado una cifra sorprendente sobre la báscula: 1.200 kilos.

El dato es sorprendente porque la batería de 90 kWh penaliza por sí sola 550 kilos, lo que da una idea de lo livianos que son el resto de los componentes (650 kilos) de este nuevo deportivo biplaza. Y su rango homologa 515 kilómetros (WLTP), lo que no está nada mal para un eléctrico, pues muchos modelos de calle no tienen tanta autonomía. La marca anuncia que puede recuperar un 80% de su capacidad en tan solo un cuarto de hora usando un poste ultrarrápido del tipo CCS. Y en el domicilio, con un cargador del tipo wallbox la carga completa dura ocho horas.

El motor eléctrico del Apex AP-0 libera unos contundentes 650 CV de potencia y 580 Nm de par motor, con un resultado frente al cronómetro de 2,3 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h  y más de 300 km/h de velocidad punta. Son cifras que ya exigen un equipamiento casi de competición para controlarlas: frenos carbocerámicos con pinzas de alto rendimiento (seis pistones delante y cuatro detrás) y unos más que generosos neumáticos de 245/55R19 en el eje delantero y 305/30R20 en el trasero.

El habitáculo del biplaza británico sin emisiones.

Y es que el deportivo británico, por sus compactas dimensiones (4,38 metros de largo, 2,02 de ancho y 1,22 de alto) parece diseñado para ser exprimido sobre un circuito cerrado. Algo que confirma en las fotografías la poquísima altura libre al suelo que deja su fondo plano (otra tecnología derivada de la F1) y que no permitiría a este primer prototipo circular por la calle, aunque es lógico pensar que el Apex AP-0 tendrá versión matriculable ya que se han anunciado las primeras entregas a los clientes para la segunda mitad de 2022.

Y hay otro detalle que así lo corrobora: la extraña protuberancia aerodinámica que se ve en el techo y que no es otra cosa que la carcasa de un sofisticado radar de barrido. El Apex AP-0 es capaz de identificar todo lo que pasa a su alrededor en un radio de 100 metros y su conducción podrá ser completamente autónoma.

El fabricante de coches eléctricos Apex Motors es una empresa fundada en 2018 y tiene bases en Inglaterra, Hong Kong y China.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no