El coche que se anticipa al declive de los SUV 

El Peugeot 408 se desmarca por ser una berlina de formato diferente: destaca por su dinamismo, eficiencia y buen precio.

Por definición, el Peugeot 408 se encuentra a medio camino entre una berlina tradicional con carrocería fastback de cinco puertas y un moderno SUV de apariencia campera. Y, así, reúne lo mejor de dos mundos para ofrecer una alternativa diferente en el segmento de los coches familiares medios. Ya está disponible con precios a partir de 33.350 euros, con el descuento de lanzamiento incluido. 

Por la calle, el diseño del 408 llama enseguida la atención, exhibiendo un prolongado capó y una parte trasera de anchas proporciones, muy llamativa y rematada por el triple zarpazo característico de los pilotos Peugeot.

Elegante, deportivo y aerodinámico, su perfil recuerda a las berlinas de corte cupé. Pero su mayor altura, los prominentes paragolpes y unas protecciones laterales de inspiración campera sugieren también la estética que caracteriza a los SUV.

Por concepto, el nuevo 408 despunta casi en solitario de la oferta en esta categoría. Y buscando propuestas parecidas, solo se encuentra a su primo, el Citroën C5 X.

Entre un compacto y un SUV familiar

En concreto, el Peugeot y su equivalente Citroën proponen una fórmula válida para quien no quiera renunciar a las bondades de las berlinas tradicionales, pero también servirán como disyuntiva para cuando retroceda la actual marejada SUV que invade el mercado. 

Ya dentro de la propia gama Peugeot, el 408 se sitúa entre el compacto 308 y el SUV 3008. Y por su original formato busca aprovechar el dinamismo del primero, ofreciendo a la vez la habitabilidad y polivalencia del segundo.  

Interior del Peugeot 408.

El Peugeot 408 mide 4,69 metros de largo (11 centímetros más que un 308) y 1,48 metros de alto (14 menos que un 3008). Y la distancia entre ejes crece hasta los 2,79 metros, la misma que la del 508, que pertenece a la categoría superior.

El resultado es una habitabilidad sobresaliente de las plazas traseras, sobre todo para las piernas de los ocupantes, y un generoso maletero de 536 litros (ampliable hasta 1.611 abatiendo los asientos). El espacio se reduce a 470 en las versiones con motor híbrido enchufable. 

El diseño favorece la aerodinámica.

Adiós al diésel y un eléctrico por llegar

Y pese a que este innovador estilo limita un poco respecto a los SUV la altura de las plazas traseras, las ventajas de la nueva silueta no se limitan al interior. Frente a modelos más voluminosos, la estilizada carrocería ha ganado también en aerodinámica, y por lo tanto también en eficiencia a la hora de aprovechar la energía disponible. 

Las mecánicas disponibles prescinden por completo del diésel. Se componen de un motor de gasolina de tres cilindros 1.2 PureTech con 130 CV (33.350 euros) y dos motorizaciones híbridas enchufables Plug-in Hybrid.

Estas dos versiones PHEV tienen 180 y 225 CV, con precios respectivos de 41.350 y 44.100 euros, y combinan un motor de gasolina de cuatro cilindros con otro eléctrico. Todas van asociadas a una caja de cambios automática de ocho velocidades. 

El interior destaca por su holgura para las piernas en las plazas posteriores.

Las versiones híbridas enchufables disponen de una batería de 12,4 kWh que proporciona hasta 64 kilómetros de autonomía eléctrica y les otorga la etiqueta Cero de la DGT. Puede cargarse en menos de dos horas recurriendo a un cargador del tipo Wallbox (7,4 kW) o en casi ocho horas si se usa un enchufe doméstico (3,7 kW).  

Por otro lado, Peugeot ha anunciado que la oferta del 408 se completará dentro de unos meses con una versión 100% eléctrica. 

Comportamiento ágil y sensación de control

Al volante del Peugeot 408, destaca una buena posición de conducción, que hereda el peculiar i-Cockpit con el volante recortado y una completa instrumentación digital. Aunque también hereda el inconveniente de dificultar por su disposición la visión de algunos datos de la pantalla, dependiendo de la altura del conductor y de los ajustes del asiento y el volante. 

En la primera toma de contacto se pudo probar la versión más potente de la gama actual, el híbrido enchufable de 225 CV. Y desde los primeros kilómetros se confirma la vocación de este modelo como berlina viajera.

Cómodo, dinámico y ágil, se deja conducir haciendo gala de gran precisión en sus reacciones por todo tipo de carreteras. Además, su reducido radio de giro (11,18 metros) facilita mucho las maniobras en ciudad, donde se desenvuelve casi como el compacto 308, el modelo sobre el que se ha desarrollado el 408.  

El maletero ofrece hasta 536 litros de capacidad.

La respuesta del motor en carretera abierta es discreta en cuanto al ruido y las vibraciones, pero eficaz en el empuje. Enérgica y muy progresiva, la mecánica híbrida aprovecha muy bien el plus de potencia eléctrica y la combina con acierto sin que el conductor note su intervención. 

Una virtud a la que se suma un buen funcionamiento del cambio automático, que ofrece tres modos seleccionables de conducción (Normal, Eco y Sport) para poder dosificar a la carta la energía y la respuesta. 

Consumo ajustado

Y es que este acertado aprovechamiento de la energía sorprende al registrar un consumo muy contenido. A lo largo de un recorrido de prueba de 185 kilómetros, partiendo con la batería completamente cargada y alternando los diferentes modos de conducción por autovía y carreteras comarcales, el gasto de gasolina se contuvo en 5,3 litros/100 kilómetros. Un valor muy ajustado para un coche de este tamaño y peso (1.706 kilos en vacío). 

Otro punto a destacar del Peugeot 408 es su dinamismo, que también contribuye a mejorar el consumo. Por su buena estabilidad, permite mantener la velocidad de crucero sin esfuerzo ni altibajos en cualquier tipo de carretera.

De suspensión especialmente cómoda pero consistente, y bien asentado sobre el asfalto, el 408 convence por esa permanente sensación de control al volante que siempre ha distinguido a los Peugeot.  

Y todo sin renunciar a un equipo a la última en cuanto a tecnología, con equipamientos avanzados de serie como por ejemplo los faros led matriciales y el control de velocidad adaptativo.

Hay que sumar otra novedad en el completo sistema de ayudas a la conducción, consistente en un atajo informático que restablece de forma automática la configuración elegida previamente con solo tocar durante tres segundos la pantalla multimedia. 

La parte trasera del 408 es tan llamativa como original.

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

crossover nissan
Mazda CX-90

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no