• 1 / 20

    Reducción de las víctimas de accidentes

    Nunca es suficiente, pero cada vida ganada al drama de la siniestralidad en los accidentes de tráfico es tan valiosa como para congratularse. Se sigue lejos del objetivo cero víctimas que es el ideal, pero se han pasado de las 4.237 del año 2000 a un cierre previsto para este ejercicio que rondará las 1.100. La diferencia, desde luego, es positivamente significativa.

  • 2 / 20

    Control de emisiones

    Con el nuevo milenio y las evidencias del cambio climático la contaminación procedente de la automoción se ha convertido en una preocupación generalizada, al mismo que tiempo que su reducción un objetivo ineludible para todos los implicados. A partir de 2020, el promedio máximo permitido para las marcas en Europa será de 95 g/km de CO2.

  • 3 / 20

    Ascensión y caída del diésel

    Relacionado con lo anterior, los vehículos con motor diésel han pasado por diferentes etapas en estas dos décadas. Su evolución y ventajas impulsaron su crecimiento durante muchos años, llegando a suponer casi un 80% del total en mercados como el español. Con su demonización por cuestiones medioambientales la tendencia cambió radicalmente, representando ahora sólo 27% de las matriculaciones.

  • 4 / 20

    El cambio automático

    Los conductores rechazaban por lo general durante mucho tiempo las transmisiones automáticas, retraídos por un precio superior a las manuales y por las incertidumbres sobre su fiabilidad. Todo eso ha cambiado en los últimos años, con sistema sobradamente probados y efectivos, con coste más ajustado y capaces de convencer a los automovilistas por sus numerosas ventajas.

  • 5 / 20

    El carnet por puntos

    Fue en 2006 cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha el carnet por puntos, un sistema que iba más allá de las sanciones económicas habituales hasta entonces. La concienciación de los conductores por conservar su saldo se tradujo en un evidente cambio de actitud para muchos. Un modelo que algunos consideran ya agotado y que precisa de algún tipo de renovación.

  • 6 / 20

    La electrificación

    Las motorizaciones eléctricas son tan antiguas como la propia industria de la automoción y durante el siglo XX ya se empezaron a conocer algunas propuestas interesantes de cara al futuro. Pero ha sido en los últimos años, fundamentalmente por las exigencias de emisiones, cuando los fabricantes han acelerado en la investigación y desarrollo de soluciones eléctricas, totales o parciales, cada día más avanzadas.

  • 7 / 20

    El fenómeno SUV

    Mucho más que una moda, los todocaminos se han convertido en los coches preferidos por los usuarios prácticamente en todo el mundo. Los SUV distan mucho de los tradicionales 4x4 pero su estética y supuesta seguridad conquista a compradores en todos los segmentos, desde los utilitarios a los más lujosos. Un fenómeno imparable.

  • 8 / 20

    Adiós a la rueda de repuesto

    La clásica rueda de repuesto, necesaria para continuar la marcha tras sufrir cualquier incidente, es cada vez menos frecuente. Los actuales neumáticos son mucho más resistentes y los fabricantes optan por ruedas de emergencia menos voluminosas o sistemas de reparación e hinchado antes que recurrir a una rueda completa de dimensiones idénticas a las utilizadas. Una solución que no convence a todos pero que es tendencia indiscutible.

  • 9 / 20

    Del concesionario a la pantalla

    El proceso de compra de un vehículo ha variado de forma significativa en los últimos años. Las inevitables visitas a los concesionarios se han visto reducidas radicalmente, sustituyéndolas el cliente por la recopilación de información de forma digital. El desplazamiento al punto de venta se reduce casi exclusivamente al momento de formalizar la operación. Y los más atrevidos empiezan a prescindir incluso de este paso…

  • 10 / 20

    El ocaso del monovolumen

    La eclosión de los SUV se ha cobrado como principal víctima al segmento de los monovolúmenes. Durante años fueron los preferidos para quienes necesitaban un automóvil familiar, por sus ventajas de espacio y funcionalidad, aunque no siempre su estética era la más atractiva. Con la proliferación de la oferta de todocaminos, su penetración en el mercado ha pasado a ser casi simbólica.

  • 11 / 20

    El ‘Dieselgate’

    En 2015 se produjo uno de los mayores escándalos relacionados con la industria de la automoción, que además marca un antes y un después en el control de las emisiones. El llamado ‘Diéselgate’ afectó a las empresas del poderoso Grupo Volkswagen, acusadas de haber instalado en sus coches un programa informático ilegal para falsear las mediciones de gases contaminantes. El proceso todavía no se ha cerrado.

  • 12 / 20

    El vehículo compartido

    Hasta este siglo, la propiedad de vehículo era prácticamente el único acceso de los usuarios a la movilidad, más allá de excepciones puntuales como el alquiler. Pero en los últimos años se ha afianzado la fórmula de coche compartido, en diferentes variantes, que permite disfrutar de un vehículo, también motos, el tiempo necesario sin necesidad de comprarlo. Se focaliza sobre todo en el entorno urbano pero también existen alternativas para otros desplazamientos más ambiciosos.

  • 13 / 20

    El etiquetado ambiental

    Con el objetivo de realizar un control sobre la eficiencia de los vehículos, la DGT instauró en 2015 un etiquetado de los circulantes en España en base a sus emisiones contaminantes: desde los que ni siquiera accedían a una etiqueta por su antigüedad a los catalogados como Etiqueta 0 por ser este su nivel de emisiones de C02, es decir, los electrificados.

  • 14 / 20

    La conectividad al poder

    Vivimos en una sociedad cada vez más conectada y los automóviles no iban a ser una excepción. Con la popularización de los teléfonos inteligentes y sus incontables aplicaciones surgió la necesidad de trasladar esas funcionalidades al coche, tal y como ha ocurrido con soluciones cada día más completas e integradas, incluso en algunas motos. Aunque también responsables de no pocas distracciones durante la conducción…

  • 15 / 20

    Desaparecen los tres puertas

    Las carrocerías de tres puertas tuvieron su momento en casi todos los segmentos del mercado, desde pequeños utilitarios a espectaculares cupés. Ahora han quedado prácticamente relegadas a estas configuraciones más deportivas, puesto que las ventajas de disponer de cuatro o cinco puertas se han impuesto por lo general a otras cuestiones puramente estéticas.

  • 16 / 20

    Democratización de la tecnología

    La economía a escala suele acarrear beneficios económicos para los usuarios. Ha sido así como algunos sistemas o componentes tecnológicos antes reservados a modelos de alta gama y precio han llegado a turismos e incluso utilitarios: desde la frenada inteligente al detector de ángulo muerto, pasando por los sensores de aparcamiento.

  • 17 / 20

    Fusiones entre marcas

    En un entorno convulso y un futuro cargado de incertidumbres, las marcas han tendido a su colaboración dentro de grandes grupos, buscando la máxima eficiencia, productividad y aprovechamiento de sinergias. Son muchos los casos, como la incorporación de Opel a PSA, de Mitsubishi a Renault-Nissan o la reciente fusión de Fiat y PSA.

  • 18 / 20

    El interés de los jóvenes

    Relacionado con la ya señalada obsolescencia del concepto de propiedad, el sector constata un cada vez un menor interés de los jóvenes por el mundo de la automoción. La pasión por los coches o las motos de generaciones anteriores está en decadencia, dejando paso a otro tipo de experiencias o necesidades. Desplazarse ya no es sinónimo ineludible de conducir.

  • 19 / 20

    La conducción autónoma

    En el largo plazo, todo parece apuntar a que la propia conducción se convertirá en una actividad residual. En estas dos décadas la conducción autónoma ha avanzado de forma considerable y, aunque queda mucho camino por recorrer, todo parece apuntar a que algún día los automóviles prescindirán de la intervención humana para su funcionamiento.

  • 20 / 20

    Limitaciones en el tráfico urbano

    Pocos hubieran imaginado a finales del siglo XX que no podrían acceder con sus vehículos particulares a los centros urbanos de las grandes ciudades. Los más visionarios intuían que las limitaciones podrían llegar… y ya están aquí. Combatir la contaminación exige medidas enérgicas y los ayuntamientos están siendo los primeros en tomarlas de forma inmediata, con un horizonte de restricciones cada vez mayores.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no