Actualidad

Poderío estético y motores a la carta para el nuevo Opel Mokka

La segunda entrega del todocamino llegará en enero de 2021 con precios competitivos y tres opciones mecánicas: gasolina, diésel o eléctrico.

Opel Mokka 2021

La estética y el motor eléctrico distingue al Opel Mokka de sus rivales.

Eficiente y sofisticado. Así han presentado el nuevo Opel Mokka los responsables de la marca, del que ya se pueden realizar reservas en los concesionarios, aunque las primeras unidades no llegarán hasta enero de 2021. Los precios arrancan en 21.000 euros para los motores térmicos, y la versión eléctrica se vende desde 35.400 euros.

Es un SUV compacto, de 4,15 metros de largo, y con una imagen diferente. Destaca por su tecnología y equipo de serie, y toda la gama, por ejemplo, monta iluminación de tecnología led, con faros matriciales que adaptan el haz de luz al estado de la carretera evitando los deslumbramientos, con unos finos y perfilados pilotos que añaden personalidad al diseño.

La carrocería presenta una línea deportiva, reforzada por llamativos colores bitono en las versiones con acabado GS-Line. Y con esta imagen original ha conseguido marcar una importante distancia en lo estético con sus primos el Peugeot 2008 y Citroën C3 Aircross.

En el interior, el Opel Mokka 2021 estrena una nueva configuración del salpicadero, llamada Black Panel, que asocia visualmente los instrumentos del conductor con la pantalla táctil central. Con este aspecto tecnológico, el SUV de Opel esconde numerosos sistemas de ayuda a la conducción hasta ahora reservados a coches más caros, como la alerta de colisión con frenada automática de emergencia y detección de peatones.

Y también dispone de conducción semiautónoma gracias a un regulador de control de crucero adaptativo inteligente. Mediante cámaras y sensores de radar, este sistema mantiene la trayectoria del Opel Mokka dentro del carril y respeta la distancia de seguridad con el vehículo precedente. Funciona a velocidades de entre 30 y 180 km/h y, si lleva caja de cambios automática, dispone de la función Sto&Go, deteniendo el vehículo cuando el tráfico se para y arrancando cuando se inicia de nuevo la marcha.

Autonomía eléctrica de 324 kilómetros

Otra de las particularidades del nuevo Opel Mokka es que se ofrece en tres mecánicas diferentes, siempre con tracción delantera. La primera propone un motor de gasolina 1.2 Turbo de tres cilindros con 100 o 130 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades que puede ser  automática de ocho velocidades en la versión más potente. El segundo propulsor es de cuatro cilindros 1.5 turbodiésel de 110 CV, con transmisión manual de seis marchas, y la tercera opción es 100% eléctrica, con lo que el Opel Mokka se distingue de otros rivales en su clase, como el Ford Puma o el Nissan Juke.

La versión eléctrica Mokka-e dispone de un motor de 136 CV alimentado por una pila de 50 kWh que le permite circular hasta 324 kilómetros entre cargas (WLTP). Y si se utiliza un cargador rápido de corriente continua (100 kW) tardará media hora en recuperar el 80 % de su capacidad, mientras que si se enchufa a una toma doméstica de corriente alterna (2,3 kW) completará la carga en unas 12 horas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no