El curioso origen de Jaguar y por qué se llama así 

La prestigiosa y centenaria marca británica nació del mundo de la moto y después de la guerra tuvo que cambiar de nombre.

Jaguar E-Type (1961)

Jaguar es todo un símbolo que perdura entre los coches más lujosos, pero también potentes y deportivos. Sin embargo, sus inicios fueron muy distintos a lo que, con el tiempo, se ha convertido. 

En efecto, la compañía nació alejada de los coches como una empresa dedicada a la fabricación de sidecares para moto. Corría el año 1922 y por entonces se encontraba muy en boga este complemento, casi siempre de procedencia artesanal, destinado a incrementar la capacidad de transporte en los vehículos de dos ruedas.  

Jaguar SS 100 (1938)

Con el fin de producir en serie las estructuras de ligero aluminio necesarias para este fin, los británicos William Lyons y William Walmsley crearon en la localidad de Blackpool (Reino Unido) la Swallow Sidecar Company. Y muy pronto, los buenos resultados comerciales y la ambición del primero animaron a los socios a ampliar su campo de acción, comenzando a fabricar en 1928 carrocerías destinadas al modesto utilitario Austin Seven. 

Convertida en una empresa carrocera para automóviles, la sociedad pasó entonces a llamarse Swallow Sidecar and Coachbuilding Company y se trasladó a una nueva sede situada en Coventry. Poco después, en 1931, se presentó en sociedad durante el Salón de Londres con el SS 1, primer modelo de la marca y germen de lo que sería Jaguar en el futuro. 

Consecuencias de la guerra 

Posteriormente, en 1934, la evolución del SS 1 dio pie al SS 100, un pequeño deportivo del tipo roadster que tuvo muy buena aceptación por su manejabilidad, prestaciones y un precio asequible en aquella época de gran depresión económica. Unos atributos que sirvieron para consolidar a la marca y labrarle una buena reputación a sus coches.  

Pero la llegada de la II Guerra Mundial paralizó todos los planes de futuro y además la cambiaría para siempre. Como la mayoría de las industrias británicas, se vio obligada a cesar la producción habitual para participar en el esfuerzo bélico, dedicando sus instalaciones de Coventry a fabricar material militar durante todo el conflicto, fundamentalmente sidecares para las motos de la British Army. 

Jaguar XKSS (1957)

Sin embargo, cuando terminó la contienda, otro problema aguardaba a la firma. Las siglas originales SS de Swallow Sidecar coincidían muy desafortunadamente con las de la deplorablemente famosa SS de la Schutzstaffel, el cuerpo militar represivo del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán fundado por Hitler.  

Ante tan inoportuna coincidencia, los directivos de la compañía decidieron que a partir de entonces (1945), la marca pasaría a llamarse Jaguar Cars Ltd. Un nombre que ya había propuesto William Lyons (que era también el director de marketing) en 1937 para lanzar su primera berlina 2.5 y sugerir así a los clientes la velocidad y agilidad del modelo.

La época dorada de los 60 

Bajo el nuevo emblema de un felino saltando hacia delante, y rubricado con el nuevo nombre escrito en mayúsculas de color verde british, llegó entonces el XK 120. Todo un icono del automovilismo, capaz de alcanzar los 200 km/h y que consagró definitivamente a la marca en el ámbito internacional. 

Sobre todo, porque dio pie a una serie de gestas deportivas que culminaron en los años 50 al ganar en repetidas ocasiones las 24 Horas de Le Mans, el máximo referente para que los mejores fabricantes demostraran la superioridad mecánica de sus coches. 

Con la llegada de la década 60, se abrió una época dorada para la firma británica. Su potencial se reforzó al adquirir la marca británica Daimler (no confundir con la alemana Daimler Benz) y la fábrica de motores Coventry Climax, que desarrolló el V8 con el que Jim Clark se hizo con el mundial de F1 pilotando el monoplaza de la escudería Lotus.  

Jaguar XJ (1968)

Además, en esa época Jaguar absorbió la British Motor Corporation (Austin, Austin Healey, Morris, MG, Riley y Wolseley), ganando mucho peso en el Reino Unido como fabricante. Y los frutos de aquél exitoso periodo pronto se materializaron en forma de coches que han marcado la historia del automóvil, como el bello deportivo Jaguar E (en España apodado Zapatilla) o la suntuosa berlina XJ, de esbelto diseño pensado para alojar un motor V12. 

Un futuro eléctrico

Por el contrario, la década de los 70 conllevó un importante declive para la marca. Tras muchos años al mando, Lyons abandonó la presidencia. Y una deficiente gestión de la British Leyland perjudicó directamente la producción de los Jaguar, que comenzaron a sufrir problemas de fiabilidad. 

Ante la crisis financiero, el inflexible gobierno de Margaret Thatcher decidió privatizar la empresa en 1984. Entonces Jaguar inició un largo camino para recuperar, no sin dificultades, su perdido prestigio. Pero cinco años más tarde, Jaguar sería adquirida por Ford junto a otras marcas premium que en aquellos tiempos también habían padecido apuros económicos (Aston Martin, Land Rover y Volvo). 

Jaguar I-Pace (2018)

No obstante, el relanzamiento definitivo de la marca no llegaría hasta 2008 cuando Tata, el gigante indio del automóvil, compró a Ford las marcas Jaguar y Land Rover. A partir de entonces unas importantes inversiones por parte de la nueva casa matriz devolverían a Jaguar su sitio entre las marcas premium. Y también la han situado a la vanguardia de la electrificación. 

De hecho, los responsables de la compañía han decidido no lanzar ningún modelo nuevo hasta 2025, año en el que renovarán toda la gama con nuevos coches 100% eléctricos. Aunque tampoco se ha olvidado la actividad deportiva que siempre ha acompañado a la marca ya que, desde 2015, la escudería Jaguar Racing compite con éxito en la Fórmula E para monoplazas eléctricos. 

Jaguar Concept (2022)

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Juan Luis Soto

Cuatro décadas informando sobre el mundo del motor y probando coches de todas las categorías. Después de trabajar en diversos medios especializados (Velocidad, Auto1, Solo Auto, Motor 16, Car and Driver, EcoMotor...), ahora en Prisa Media para seguir cubriendo la actualidad en plena revolución tecnológica del automóvil.

Más Información

Autopía: historia de la automoción en un entorno idílico
Historia Mazda

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no