Conducir

Madrid Distrito Centro, los coches sin etiqueta no entran

A partir de 2022, los vehículos sin etiqueta ambiental no podrán circular por el interior de la capital. El límite de acceso lo marca la autovía urbana M-30.

Madrid Central

Ávaro García - El País

El nuevo Madrid Distrito Centro, que da el relevo al anterior Madrid Central, tiene que ratificarse todavía en el Pleno del Ayuntamiento del próximo 10 de septiembre. Pero todo apunta a que entrará en vigor y, entre otras cosas, introduce limitaciones de movilidad adicionales para los coches sin etiqueta ambiental. 

Los modelos sin etiqueta son los de gasolina anteriores al año 2000 y los diésel precedentes a 2006. Y tanto unos como otros, si son de no residentes, no podrán entrar al interior de la capital ya desde el 1 de enero de 2022. Si son de residentes, ganarán un año, hasta enero de 2023.

El límite de acceso lo marca la autovía urbana M-30, que forma un anillo alrededor del centro urbano. Fuera de ella, los vehículos sin distintivo podrán seguir rodando hasta 2024, fecha a partir de la que ya no se permitirá su uso en la ciudad de Madrid, solo en el resto de la Comunidad Autónoma.

Los modelos con etiquetas B y Cpodrán seguir entrando con normalidad, como hasta ahora, si se estacionan después en un aparcamiento (público o privado). Solo se restringirá su entrada en el caso de que se activen medidas especiales para combatir episodios de alta contaminación, como ha sucedido esporádicamente años atrás. Los automóviles con sello ECO y Cero, por su parte, podrán sortear incluso estas limitaciones individualizadas.

Zonas de Bajas Emisiones

La nueva ordenanza municipal contempla dos Zonas de Bajas Emisiones. La primera es la de Distro Centro, que tendrá los mismos límites que el desaparecido Madrid Central. La segunda es Plaza Elíptica, la zona más contaminada de toda la capital, que se suma ahora.

Pero el nuevo plan tiene un planteamiento creciente y, como se citaba antes, irá abarcando cada vez más extensión. En 2024, el área urbana al completo estará vetada para los modelos sin etiqueta. Según el Ayuntamiento, este área superará en esa fecha los 600 kilómetros cuadrados y será la mayor de Europa.

Fuera de ella, los automóviles sin etiqueta sí podrán conducirse. Pero todavía no se han concretado sus límites, aunque es probable que termine incluyendo también a la autovía M-40. Como referencia, la Comunidad de Madrid tiene una superficie de 8.030 kilómetros cuadrados.

En nuevo plan introduce una excepción con los vehículos comerciales, como las furgonetas y los pequeños camiones, que sí podrán acceder para realizar tareas de reparto y suministro. 

Los límites, año a año

El programa tiene previsto introducir límites crecientes cada año, que entrarán en vigor el día 1 de enero correspondiente y afectan solo a los vehículos sin distintivo ambiental. 

  • 2022: los coches de no residentes no podrán acceder al interior de la ciudad, dentro del área que delimita la autovía urbana M-30. Pero sí transitar por ella y por el resto de la Comunidad de Madrid. Los de residentes todavía podrán seguir entrando.
  • 2023: los no residentes ya no podrán utilizar tampoco la M-30. Los residentes, por su parte, no podrán entrar a la ciudad pero sí moverse aún por la M-30.
  • 2024: los no residentes ya no podrán circular por toda la ciudad, mientras que los residentes tendrán también ya vetada la M-30.
  • 2025: los residentes ya no podrán moverse tampoco por ninguna zona de la ciudad.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no