Eléctricos

BMW empieza las pruebas de su primer coche de hidrógeno

Varios prototipos ya ruedan por carreteras europeas para desarrollar el modelo de producción, que se lanzará en pequeñas series en 2022.

BMW I Hydrogen NEXT

Basado en el X5, el I Hydrogen NEXT se anunció en 2019.

BMW anunció hace casi dos años el desarrollo de un modelo de pila de hidrógeno basado en el X5 y el prototipo ha llegado a la carretera. Las unidades de prueba del BMW I Hydrogen NEXT ya están rodando para ultimar la preparación del SUV, cuya versión de producción se lanzará en 2022 en pequeñas series.

Tras los test previos –en los que se han probado la pila de combustible, los tanques de hidrógeno, la batería de apoyo y la unidad de control–, el objetivo ahora es ajustar el sistema que controla todas las funciones de conducción y operación, algo que se consigue recorriendo miles de kilómetros en situaciones de tráfico reales.

El sistema de propulsión del I Hydrogen NEXT combina la pila de combustible de BMW –desarrollada junto con Toyota– con la tecnología eléctrica eDrive de quinta generación, presente en los BMW iX3, BMW iX y BMW i4. Y así, aplica un concepto mecánico similar al de los híbridos, pero con una pila de hidrógeno en lugar de motor térmico.

El modo de funcionamiento es sencillo. La reacción entre el hidrógeno y el oxígeno en la pila genera energía suficiente para proporcionar una salida eléctrica de 170 CV (125 kW), y un convertidor eléctrico ajusta después su voltaje al del motor eléctrico. A esto se suma la energía almacenada en la batería de apoyo, que, al igual que en los coches híbridos actuales, mantiene su carga sobre todo con el motor (la pila de hidrógeno) y con el extra de energía que se recupera en las desaceleraciones y frenadas. Cuando la batería suma todo su apoyo, la potencia total, según la marca, sube a 374 CV (275 kW).

Aunque la industria está volcada en los coches eléctricos convencionales, la tecnología de pila de hidrógeno tiene mucho potencial, pues también elimina las emisiones, permite un repostaje rápido y ofrece además autonomías de mayor rango, como recientemente han demostrado primero el Hyundai Nexo y después el Toyota Mirai, que ha superado los 1.000 kilómetros con una depósito.

La implantación de esta tecnología, que también ensaya Land Rover en su icónico Defender, choca de momento con una gran barrera: la infraestructura de recarga es aún testimonial. En España, los primeros surtidores de uso público no estarán disponibles hasta finales de 2022 o comienzos de 2023.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no