Actualidad

El futuro eléctrico de Land Rover pasa por un Defender de hidrógeno

Land Rover lanzará su primer coche eléctrico en 2024 y Jaguar será solo eléctrica en 2025. Y el grupo alcanzará emisiones neutras de CO2 en 2039.

Land Rover Defender

El Land Rover Defender de hidrógeno llegará en una fecha todavía no concretada entre 2024 y 2026.

A comienzos de año Jaguar-Land Rover (JLR) anunciaba Reimagine, su plan estratégico para convertirse en una compañía neutral en emisiones de carbono en 2039. Y para lograrlo, el grupo británico propiedad del gigante indio Tata va a electrificar toda su gama, tanto con baterías como con hidrógeno.

Land Rover lanzará su primer coche eléctrico en 2024, y solo dos años después, en 2026, ofrecerá hasta seis alternativas diferentes, incluido el Defender de célula de combustible que ahora se ensaya. Jaguar, por su parte, que ya comercializa un modelo a pilas, el i-Pace, pasará a vender solo vehículos eléctricos a partir de 2025.  

El icónico Defender, que nació en 1948 y volvió a la vida en versión moderna en 2019, es el sujeto del Proyecto Zeus, que ensaya la aplicación del hidrógeno y busca “cómo optimizar una mecánica de hidrógeno para ofrecer el rendimiento y la potencia que esperan los clientes, tanto en lo que respecta a la autonomía y la recarga como a las posibilidades de remolque y su capacidad todoterreno”, señala el comunicado de la marca.

La fase de pruebas se iniciará a fin de año en Reino Unido, aunque todavía no se ha desvelado la fecha de lanzamiento de la variante de producción. Pero el plan Reimagine da pistas, porque en cinco años, de aquí a 2026, Land Rover propondrá seis versiones eléctricas puras diferentes, repartidas entre las familias Range Rover, Discovery y Defender. Como tarde, por tanto, debería salir en 2026.

El proceso de transición hacia las cero emisiones abarca también a Jaguar, que se focalizará en la electricidad desde 2025. Y así, y con el paso del tiempo, todos los modelos del grupo JLR ofrecerán una variante 100% eléctrica en 2036. Apenas tres años después, en 2039, JLR pasará a ser una compañía neutra en emisiones de CO2, tanto en sus productos como en sus operaciones, servicios y cadena de suministro.

El hidrógeno vuelve a ganar protagonismo, porque combina la ausencia de emisiones al circular de la electricidad con la mayor autonomía de un modelo de gasolina y su repostaje en tres o cuatro minutos. Pero todavía son muy pocos los modelos disponibles, Toyota Mirai, Hyundai Nexo y Honda Clarity, y más de lo mismo sucede con la red de hidrogeneras, al menos en España.

Sin embargo, se espera una rápida expansión durante los próximos tres o cinco años. Según JLR, desde 2018 y escala planetaria, se ha duplicado el número de vehículos de este tipo que circula por las carreteras y el número de hidrogeneras ha aumentado un 20%. Siguiendo esta proyección, se estima que en 2030 habrá 10 millones de automóviles utilizando este combustible y que el número de estaciones de carga alcance las 10.000.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no