Eléctricos

Un eléctrico deportivo: así es el Cupra Born que llega en noviembre

El compacto español, con motores de 150 y 204 CV, tendrá una autonomía de hasta 540 kilómetros y se venderá a partir de unos 32.000 euros.

Cupra Born

El Cupra Born podrá montar tres baterías diferentes, de 45, 58 y 77 kWh.

Cupra ha desvelado la imagen definitiva y numerosos detalles del Born, su primer modelo 100% eléctrico, que prescinde del artículo el-Born con el que se identificaba hasta ahora. Y se confirma que saldrá a la venta en noviembre, con autonomías oficiales de hasta 540 kilómetros y precios estimados a partir de unos 32.000 euros.

El Cupra Born comparte la plataforma o base mecánica del Volkswagen ID.3, y también gran parte de la carrocería, como el lateral completo, incluidas las puertas. Sin embargo, adopta el ADN estético de Cupra con una serie de elementos que realzan su carácter deportivo.

Por ejemplo en el frontal, con un capó más bajo, una parrilla propia muy original y una gran toma de aire debajo enmarcada por un cordón en color cobre. El lateral lleva una decoración más vistosa en el pilar trasero, el que separa las ventanillas posteriores del portón (con un nervio cóncavo también creativo), y añade unos difusores posteriores debajo del parachoques.

La prueba de fuego de la marca

Pero lo más importante del Cupra Born es que será clave en la credibilidad de la marca y sus valores, porque debería demostrar que su concepto de la deportividad y la emoción en la conducción es trasladable a un coche 100% eléctrico como el Born, un reto bastante complicado, pero es lo que viene e impone el futuro.

La mecánica del Born es también la del ID.3, aunque con una gama, por ahora, más limitada. Las baterías serán las mismas; con tres alternativas de 45, 58 y 77 kWh que ofrecen, respectivamente, 340, 420 y 540 kilómetros de autonomía. Pero solo se ofrecerán dos motores, que a priori se quedan justos para la deportividad de Cupra: tienen 150 y 204 CV, y el último se podrá completar con el paquete e-Boost, que eleva la potencia a 231 CV.

La combinación de motores y baterías da lugar a cuatro versiones diferentes: motor de 150 CV y batería de 45 kWh (340 kilímetros), 204 CV y pila de 58 kWh (420 kilómetros), 231 CV y 58 kWh (también 420) y 231 CV con acumulador de 77 kWh (540 kilómetros).

En principio, el módulo eléctrico del ID.4 GTX, con 300 CV, el equivalente a un GTi eléctrico, que incluye un segundo motor delante y tracción 4×4, no estará disponible en el Cupra Born. Pero Werner Tietz, vicepresidente de I+D de Seat, ha asegurado a EL PAÍS en una mesa redonda que “más adelante llegarán versiones más potentes”. Y las necesitará, porque aunque ya anuncia aceleraciones de 2,6 segundos de 0 a 50 km/h y de 6,6 segundos de 0 a 100 km/h (231 CV con batería de 58 kWh), las prestaciones resultan algo justas para cumplir con el ADN deportivo que promete Cupra.

La conducción del Cupra Born

En cambio, en la parte dinámica (conducción y comportamiento) sí parece que el Cupra Born podrá cumplir el pliego de condiciones de la marca española, porque equipará la suspensión electrónica DCC con modos de conducción Range, Comfort, Individual y Cupra, que varían la respuesta y reglajes de la dirección, la suspensión y el acelerador, entre otros elementos, para ofrecer un manejo más ágil, dinámico y deportivo que su pariente el VW ID.3.  Y estará disponible con llantas de diseño específico de 18 a 20 pulgadas.

Un familiar compacto a pilas

Por lo demás, el Cupra Born es un coche compacto similar al Seat León y puede cumplir como coche familiar. Mide 4,33 metros de longitud, 1,80 de anchura y 1,53 de altura, y dentro ofrece cinco plazas utilizables y un buen maletero de 385 litros. Respecto al ID.3, cambia el volante y los asientos delanteros, que son anatómicos tipo baquet, inspirados en la competición, y equipa una pantalla táctil flotante de 12 pulgadas. Además, se viste con materiales más vistosos, y las tapicerías están elaboradas a partir de plásticos reciclados recuperados del mar.

Carga rápida: 100 kilómetros en siete minutos

El Born admite cargas rápidas que permiten recuperar 100 kilómetros de autonomía en solo siete minutos utilizando un poste de 125 kW. Y con la batería al 5% se puede recuperar hasta el 80% en solo 35 minutos utilizando un punto de carga de 100 kW.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no