Actualidad

Ventajas e inconvenientes del Dacia Sandero, el coche más barato

El Dacia Sandero, que cuesta 8.756 euros, sorprende por ciertos equipamientos de seguridad y falla por su estética y la calidad de algunos materiales.

Dacia Sandero

El precio ajustado del Dacia Sandero más básico hay que 'pagarlo' perdiendo equipamiento.

El precio es un argumento de venta importante en multitud de mercados. En el sector del motor es Dacia la que ha hecho de él una bandera, sumando con el paso del tiempo mejoras en la calidad o en el diseño. A pesar de ello, la tarifa sigue siendo su punto fuerte, y de hecho la marca rumana ofrece el coche más barato del mercado: el Dacia Sandero solo cuesta 8.756 euros, y está entre los coches más vendidos tanto en España como en Europa.

La cantidad, muy ajustada, permite que casi cualquier persona pueda acceder a un vehículo nuevo. Pero por un precio tan reducido, hay ciertas funciones o equipamientos que simplemente no pueden estar presentes (al menos sin un desembolso extra). Esto es todo lo que trae consigo el Sandero básico, así como aquellos elementos que se echan en falta y lo que hay que pagar de más para conseguirlos.

Lo que se echa en falta

Optar por el Dacia Sandero más barato (acabado Access) tiene sus limitaciones, que directamente saltan a la vista. A nivel estético, destaca que tanto el paragolpes delantero como el trasero son de plástico sin pintar, lo que afea el conjunto. También hay que ponerle un pero a hecho de que las llantas de acero de 15 pulgadas (que también están presentes en acabados superiores) solo pueden combinarse con unos embellecedores que apenas las cubren.

Decantarse por el Sandero más sencillo implica renunciar a la elección del motor, puesto que las opciones más interesantes (como la de GLP) están reservadas a los acabados superiores. El único bloque que puede montar es el gasolina de 65 CV con cambio manual; homologa un consumo contenido (5,3 litros cada 100 kilómetros), pero se quedará corto para la gran mayoría de los conductores.

Interior coche más barato

Por último, también se echan en falta ciertas comodidades que sí están presentes en modelo de presupuesto algo más elevado. Así, el asiento del conductor no tiene regulación de altura,  los elevalunas traseros son manuales y la llave es convencional, nada de apertura automática por aproximación. En esta línea, también los materiales usados por Dacia en el habitáculo son los que son: sencillos y baratos.

Muchos de estos inconvenientes se pueden solucionar dando el salto al siguiente acabado de la gama, denominado Essential, unos 1.1000 euros más caro.

Una completa dotación de seguridad

Aún con sus peros, el Dacia Sandero Access presenta una dotación de equipamiento bastante completa teniendo en cuenta su precio ajustado. El apartado más destacado es de la seguridad, puesto que además de airbags frontales para conductor y copiloto, dispone también de laterales y de cortina, suma el sistema de llamada de emergencia E-Call y anclajes ISOFIX en las plazas traseras. También tiene alerta de olvido de cinturón de seguridad en cualquiera de los asientos. A esto hay que añadir sistemas de asistencia a la conducción tales como la frenada de emergencia asistida o el asistente de arranque en pendiente.

También hay elementos interesantes, como el volante regulable en altura o el hecho de que la banqueta trasera se pueda abatir por completo, mejorando la capacidad de carga. Son de serie los faros con tecnología LED y los elevalunas delanteros eléctricos.

Multimedia del coche más barato

Mención especial merece la solución aportada para el sistema multimedia. Siendo un elemento caro que podría hacer subir el precio del coche, y teniendo en cuenta que en muchas ocasiones el conductor prefiere usar su propio smartphone como centro de actividades, la opción de serie, llamada Media Control, emplea un soporte para que sea el móvil el que actúe como consola central/navegador.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no