Eléctricos

Un SUV electrificado para cada conductor

La variedad de propuestas se concreta en una gama tan completa como la de Hyundai, con soluciones que se adaptan a cada exigencia.

Hyundai

De izquierda a derecha: Hyundai KONA, Hyundai TUCSON, Hyundai BAYON y Hyundai SANTA FE.

El mercado del automóvil sigue dos tendencias en la actualidad. La primera es la de los SUV, el segmento de moda desde hace ya varios años; la segunda, la electrificación, que ha multiplicado sus variantes para conseguir una movilidad más limpia y sostenible.

En este contexto, en el mercado español tan solo se puede encontrar una marca que ofrezca en su gama cada una de las tecnologías electrificadas existentes, disponibles además en todos sus SUV: Hyundai.

La tecnología de 48 V

En este abanico de opciones de electrificación de la automoción, la microhibridación (mild-hybrid) ha sido la última tecnología en aparecer y puede considerarse como un punto intermedio entre un coche térmico tradicional y otro híbrido.

Combina un bloque gasolina o diésel con un sistema eléctrico de mayor potencia de la habitual (normalmente de 48V frente a 12 V) y un pequeño motor eléctrico, que se encarga de ayudar en el arranque y de alimentar los sistemas eléctricos complementarios del vehículo, descargando así al motor de combustión de parte de su trabajo.

Este tipo de formato permite reducir el consumo y las emisiones hasta un 15%, además de aportar algo más de empuje en las aceleraciones. La ventaja clave radica en que su sobreprecio respecto a un modelo térmico no es mucho y que otorga al vehículo la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), con las ventajas que conlleva.

Por esto es una opción interesante para cualquier tipo de conductor y en la oferta de Hyundai aparecen propuestas como el BAYON o el superventas TUCSON.

Hyundai
Al fondo, el SANTA FE, y en primer plano TUCSON, KONA y BAYON.

Híbridos eléctricos autorrecargables, los originales

Los coches híbridos eléctricos (HEV) fueron los precursores en la electrificación de la automoción tal y como ahora se conoce. Su premisa es sencilla: incluir en el sistema de propulsión un motor de combustión y otro eléctrico, para que el segundo apoye al primero, mejorando el rendimiento del conjunto y consiguiendo una mayor eficiencia.

El motor eléctrico de los HEV es lo suficientemente potente como para mover por sí mismo el automóvil en determinadas situaciones: maniobras de aparcamiento, salidas de semáforos, etc… Esto hace que el ahorro de combustible y la reducción de emisiones de CO2 sea mayor y les otorga también etiquetado ECO de la DGT.

No es necesario enchufarlos para recargar la batería, pues el proceso se realiza mientras se conduce el coche, por la recuperación de energía cinética. Dentro de la gama SUV de Hyundai esta tecnología está disponible para los KONA, TUCSON y SANTA FE.

Entre dos mundos: híbridos enchufables

La época de transición que está experimentando la movilidad queda perfectamente representada en los híbridos enchufables (PHEV), vehículos que pueden actuar como modelos térmicos, híbridos o completamente eléctricos.

Su sistema de propulsión está formado por un motor de combustión, uno o varios eléctricos, que tienen más potencia que en los híbridos convencionales, y una batería de mayor capacidad. Esta configuración hace que puedan circular como sin emisiones durante bastantes kilómetros, por norma general más de 40, que es el mínimo para conseguir la etiqueta CERO de la DGT (en el caso de Hyundai, más de 60 kilómetros en modo eléctrico).

Gracias a ello homologan consumos realmente bajos (incluso menos de 2 litros cada 100 kilómetros) y emisiones contaminantes muy reducidas. Además, gracias a su rango eléctrico en el día a día pueden conducirse exclusivamente como cero emisiones, lo que supone un ahorro de combustible considerable y una opción muy convincente para preservar el planeta.

Son vehículos muy versátiles y sirven para cualquier tipo de conductor, pero por su etiqueta son especialmente recomendables para aquellos que vivan en ciudades con Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Los dos SUV más grandes de Hyundai, TUCSON y SANTA FE, cuentan con la correspondiente versión de estas características es su gama.

Hyundai
De izquierda a derecha, Hyundai BAYON, TUCSON, KONA y SANTA FE.

Hidrógeno, la alternativa emergente

Los coches de hidrógeno, también conocidos como coches eléctricos de pila de combustible (FCEV), son hoy en día todavía una anécdota en el mercado. Apenas existen alternativas de este tipo, pero el Hyundai NEXO es una de ellas.

A grandes rasgos, emplean la reacción generada entre hidrógeno y oxígeno en el interior de la pila para generar electricidad. El único residuo que producen es agua, por lo que son completamente limpios, y, además, cuentan con ventajas como que su repostaje es bastante rápido, más cercano a lo que sería rellenar un depósito de gasolina que al proceso de recarga de un eléctrico convencional.

Eléctricos puros, el futuro es hoy

Hace apenas una década, los coches eléctricos (BEV) parecían algo muy lejano y al alcance de unos pocos. Hoy son una realidad. Confían exclusivamente en motores eléctricos alimentados por baterías cada vez de más capaces, por lo que sus autonomías son cada vez mayores y ya pueden ejercer como coche único del hogar.

La lista de ventajas que aportan es larga, puesto que son modelos limpios y respetuosos con el medio ambiente, emplean mecánicas más sencillas, así que son más fiables y tienen un menor coste de mantenimiento; y su coste de utilización es menor que el de los coches de combustión, pues la electricidad es más barata que la gasolina y el diésel.

Es cierto que hay ciertos factores que siguen en desarrollo, como la infraestructura de recarga, pero precisamente por eso es clave saber elegir bien qué modelo comprar y de qué marca. Hyundai ofrece el plan ‘Full Electric, Full Care’ a sus clientes de eléctricos e híbridos enchufables, para que se olviden de cualquier tipo de preocupación, además del paquete ‘Charge My Hyundai’.

Dentro de la gama del fabricante, el Hyundai KONA también cuenta con una versión eléctrica y, pasando al formato berlina, IONIQ 5 es el primer modelo de la nueva familia de cero emisiones.

Junto con Endesa, la marca coreana instala sin coste un punto de recarga doméstico, con servicio técnico 24 horas al día y siete días a la semana. Otro valor añadido es que Hyundai ofrece un vehículo de préstamo gratuito (en el caso de los 100% eléctricos y PHEV) para cuando se quiera realizar un viaje más largo de lo habitual sin tener que depender de los condicionantes del coche eléctrico en este tipo de desplazamientos.

Por si todo ello fuera poco, Hyundai está en camino para conseguir la neutralidad en carbono para 2045 y el próximo punto en la hoja de ruta para conseguirlo es 2035: desde entonces todos sus vehículos nuevos para los principales mercados europeos serán eléctricos de batería o de pila de combustible.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no