Pruebas

La nueva vida de Nissan con el Ariya y el Qashqai e-Power

La marca presenta en conjunto su gama electrificada, compuesta por seis vehículos que abarcan gran parte del mercado.

Nissan

De izquierda a derecha, los Nissan Leaf, Juke híbrido, Qashqai e-Power, Ariya y Townstar.

La visión de un futuro sostenible es el mantra de todos los actores que componen el mundo de la automoción. Por eso cada vez más marcas apuestan por la eliminación total de los motores térmicos a muy corto plazo.

En el caso de Nissan, a partir de 2023 no introducirá en Europa ningún modelo que use en exclusiva un motor de combustión interna. En esta nueva etapa, el primer coche que señala el camino es el SUV eléctrico Ariya, que ya admite pedidos. Después, a partir de 2030, la firma solo ofrecerá modelos eléctricos.

Gracias a estas medidas, Nissan espera que las ventas de sus vehículos electrificados alcancen el 75% en 2026 y el 100% al final de la década. Para ello ya han invertido 7.800 millones de euros y se esperan otros 15.000 millones de euros más durante los próximos cinco años. Estas inversiones también abarcan el campo de las baterías.  

Ya se encuentra en desarrollo una pila de iones de litio libre de cobalto que permitirá rebajar los costes de fabricación un 65%. Se espera que vea la luz en 2028. El otro gran eje de las baterías será el de las novedosas pilas de estado sólido. De aquí a dos años se inaugurará una factoría en Yokohama y en 2028 quieren montarlas en los vehículos que salgan de sus fábricas. 

Pioneros en la electrificación 

Pocas marcas pueden presumir de haber vendido más de 577.000 unidades de un coche que revolucionó el mercado de los vehículos eléctricos. El Nissan Leaf, desde su lanzamiento en 2010, ha acumulado casi 10.000 millones de kilómetros recorridos y ha obtenido en estos años un 98% de beneplácito de los clientes en las encuestas de satisfacción, según datos de la marca.

Toda esa experiencia acumulada durante 12 años con un vehículo 100% eléctrico le ha servido al fabricante para el desarrollo de los nuevos modelos. Además, este nuevo escenario eléctrico de Nissan tiene como misión convertirse en una empresa sostenible y llegar a la neutralidad del carbono en el año 2050.

El Nissan Leaf es el pionero de la electrificación

La nueva gama electrificada de Nissan, recién actualizada y mostrada en conjunto en el Circuito del Jarama de Madrid, la componen los SUV de la marca (Juke, Qashqai, X-Trail y Ariya), el Leaf y un vehículo industrial pensado para el reparto de última milla, el Townstar.

Juke híbrido

El crossover compacto superventas de la firma de japonesa se pone al día con un conjunto impulsor con dos motores eléctricos, un motor térmico de gasolina y una batería de 1,2 kWh de capacidad. El Juke monta una caja de cambios robotizada sin embrague que provee de cuatro marchas para el motor de combustión y de dos marchas para el eléctrico.

El motor eléctrico más grande se encarga de mover el coche desde la salida hasta los 55 km/h, mientras que el pequeño es el responsable de arrancar el motor térmico y actuar como generador.

El modelo ofrece el sistema de conducción e-Pedal. El movimiento del coche se puede manejar con un solo pedal, el del acelerador, ya que la mayor parte de la frenada (que además regenera energía eléctrica) se consigue al levantar el pie derecho. Este sistema no frena el coche del todo, sino hasta los 5 km/h, y para detenerlo por completo se debe pisar el pedal de freno.

En cuanto a las formas exteriores, no varían mucho con respecto al modelo de gasolina. Se pueden diferenciar, a parte de los distintivos específicos, por el perfil de color negro que hay entre el capó y el logotipo en la parte frontal que el modelo de gasolina no cuenta con ellos. Algunos detalles estéticos son la única diferencia. Los faros LED y la parte frontal siguen el distintivo de la marca. A partir de septiembre estará en los concesionarios de la firma.

Qashqai e-Power

El SUV japonés estrena una versión híbrida de autonomía extendida. El sistema de propulsión lo componen un motor eléctrico de 140 kW de potencia (190 CV), una batería de capacidad reducida y un motor de gasolina de 1.5 litros y 155 CV.

Este motor actúa exclusivamente como generador, tanto para recargar la batería como para alimentar el motor eléctrico, que es el que se encarga de mover las ruedas.

Nissan recreó en el trazado del circuito del Jarama varios entornos (ciudad, carretera de montaña y autopista) para entender cómo se comporta este sistema de propulsión.

Si se logra la habilidad suficiente en el uso del e-Pedal, con el Qashqai e-Power se pueden realizar recorridos urbanos exclusivamente en modo eléctrico, sin hacer trabajar al motor de gasolina. La autonomía en modo eléctrico es aproximadamente de 5 kilómetros.

La combinación de estos propulsores brinda una conducción muy satisfactoria en cualquiera de sus modos. Nissan considera que el sistema e-Power es el paso lógico entre los coches híbridos y los eléctricos, y ha decidido no producir vehículos híbridos enchufables (PHEV).

Según el punto de vista de la marca, cuando se hayan solventado los problemas de infraestructura de recarga los compradores elegirán un eléctrico puro, y no PHEV. Nissan ha comunicado que este modelo se encontrará en los concesionarios en el mes de septiembre.

El eléctrico Nissan Ariya

La nueva estrella de la gama electrificada de Nissan es el Ariya, un SUV de estilo cupé y carácter deportivo, con líneas musculosas, una cintura alta y una marcada caída desde el pilar B. A la venta a partir de julio, el modelo se va a ofrecer con dos tamaños de batería (63 y 87 kWh) y dos sistemas de tracción (4×2 y 4×4), aunque la batería pequeña solo se puede combinar con la tracción delantera.

Además, va a brindar cinco niéveles de potencia (218, 242, 279, 306 y 394 CV) que le otorgarán entre 360 y 500 kilómetros de autonomía en el ciclo WLTP.

El motor eléctrico en las versiones de tracción delantera se encuentra montado por delante del habitáculo, mientras que en los de tracción total (también denominados e-4ORCE) un segundo motor eléctrico se sitúa en la zona trasera. Destaca su suelo plano, ya que sitúa la batería en la parte inferior de la carrocería y entre los dos ejes.

A los mandos es un vehículo agradable. Cuenta con unos acabados y materiales de primera fila y el espacio del habitáculo, a pesar de sus líneas cupé, es muy amplio. El piso plano ayuda a aumentar esa sensación de amplitud, e incluso en las plazas traseras se tiene un buen margen para las piernas.

Ofrece tres modos de conducción (Standar, Eco y Sport) para los modelos de tracción delantera y uno más (Snow) para el de tracción total. Tal y como sucede con el Juke y el Qashqai, cuenta con el sistema e-Pedal para favorecer la frenada y recuperar energía.

La respuesta del motor al accionar el acelerador resulta contundente. Cuenta con la suficiente potencia en todo el rango de uso y una maniobrabilidad destacable. El bajo centro de gravedad, la distribución de peso (50/50) y su dirección precisa ayudan a llevar el vehículo con suma facilidad por el trazado correcto.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no