Pruebas

EQC: la era eléctrica de Mercedes comienza con un SUV

El nuevo todocamino a pilas de la marca alemana, a la venta por 77.425 euros, compite en tamaño y precio con los SUV de propulsión eléctrica Audi e-tron y Jaguar i-Pace.

Mercedes EQC

El EQC nace para competir con el Audi e-tron y el Jaguar i-Pace.

Primero de la nueva gama de coches eléctricos eléctricos EQ de la marca, al Mercedes EQC le seguirán sucesivamente los EQV (final de 2019), EQA (2020) y EQB (2021). Las primeras unidades del EQC empezarán a entregarse en junio y, según los responsables de la marca, ha sido el modelo del que más reservas se han recibido después de anunciarlo. En España su precio parte de los 77.425 euros, por debajo del de sus competidores Audi e-tron (82.440) y Jaguar i-Pace (79.100). El EQC (4,76 metros) es un poco más grande que un GLC (4,65), con el que comparte la plataforma y elementos de su carrocería, y que el i-Pace (4,68). Por el contrario, es más pequeño que un e-tron (4,90).

En la primera prueba dinámica desarrollada en Noruega, país a la cabeza en el uso de coches eléctricos, el EQC se ha mostrado especialmente cómodo por suspensión y silencio de marcha, potente y rápido gracias a sus 408 CV y equiparable a cualquier otro Mercedes en cuanto a calidad de acabado y equipos sofisticados.

Recuperación de energía

En uso urbano y por carreteras secundarias a velocidad contenida (80 km/h), la autonomía máxima declarada de 416 kilómetros (según la homologación WLTP) parece realista, gracias en parte al eficaz sistema de regeneración manejado mediante levas en el volante. Tiene cinco niveles: D Auto, D+, D, D- y D–, permitiendo este último conducir sólo con el pedal de acelerador ya que, cuando se suelta, el EQC llega a detenerse por completo. En uso estrictamente urbano, acercarse a los 400 kilómetros con una sola carga será posible con un poco de cuidado que se tenga con el acelerador y aprovechando los sistemas de conservación y recuperación de energía que ofrece el EQC.

Pero rodando por autopista, exigiendo rápidas aceleraciones en los adelantamientos y velocidades de crucero más elevadas, el consumo de energía aumenta considerablemente, restringiendo la autonomía alrededor de los 300 kilómetros. En Noruega no supone una limitación severa, ya que la red de cargadores rápidos y ultrarrápidos cubre prácticamente toda la red de carreteras. Pero en España, a día de hoy, el suministro no garantiza (con ese rango de acción) que se afronten con tranquilidad la mayoría de los itinerarios de viaje habituales por la Península. Para recorridos largos, el EQC necesita a cruceros mantenidos de 120 km/h y recargar de forma rápida cada 250 kilómetros aproximadamente para evitar agobios ante el agotamiento de su batería.

El hecho de estar el EQC desarrollado sobre el mismo chasis que el Mercedes GLC de motor térmico (aunque este ya preveía en origen su uso electrificado), ha limitado el espacio disponible para las baterías de ión litio (80 kWh). Algo que no ocurre en las plataformas específicamente desarrolladas para los coches eléctricos. Y esta circunstancia también ha restringido el espacio de maletero disponible, que pierde 50 litros respecto al GLC y se queda en 500 (600 en el Audi e-tron y 505 en el Jaguar i-Pace).

Carga rápida

Y hay otros factores a decir de los ingenieros de Mercedes que determinan la autonomía del EQC. El primero es que, según los datos recogidos por la marca, es el rango que demandan la mayoría de los clientes. Y el segundo es que el coste de la batería (que supone más de la mitad del total) sería mucho mayor, perdiendo competitividad el EQC frente a sus rivales.

La capacidad de carga de la batería está limitada a 110 kW para garantizar su longevidad (Mercedes ofrece una garantía ampliada hasta los 160.000 kilómetros de uso). Utilizando un cargador rápido consigue recuperar desde 10 % hasta el 80 % de su capacidad en 40 minutos. Recurriendo a un poste Ionity en una estación de servicio noruega (que ya disponen de más postes de recarga eléctrica que surtidores de combustible), el EQC almacenó aproximadamente un 30 % de su energía en un cuarto de hora. Y con un cargador wallbox (7,4 kW) la carga se completa en 11 horas, pero en el caso de recurrir a la red doméstica el proceso puede durar hasta unas 20 horas.

Tracción integral

Las posibilidades dinámicas del EQC están determinadas por su elevado peso: 2.495 kilos en vacío, incluyendo los 652 de la batería. En la mayoría de las circunstancias de uso el Mercedes transmite un gran aplomo y una buena agilidad, debidos a su bajo centro de gravedad y la instantánea respuesta de sus dos motores eléctricos, dispuestos en ambos ejes. La tracción integral (el motor del eje trasero solo actúa cuando hace falta mayor propulsión) y una buena puesta a punto del chasis aportan una gran estabilidad en la mayoría de las circunstancias. Sólo cuando se llega a los límites en la frenada o en los apoyos en curva, el peso se hace notar con notables inercias.

Mercedes EQC

Asistente a la conducción predictivo

El EQC ofrece cinco modos de conducción: Comfort, con un ajuste estándar; Eco, que prioriza a preservar la carga de la batería; Max Range, para poder alcanzar el máximo de autonomía; Sport, para ofrecer la mayor respuesta (consigue acelerar en 5,1 segundos de 0 a 100 km/h) e Individual que permite ajustar a la carta los diferentes parámetros mecánicos.

A la hora de apurar la eficiencia, el modo Eco se anticipa al recorrido teniendo en cuenta la cartografía del terreno, el reconocimiento de señales y los sensores propios del automóvil (radar y cámara). Se trata de un sistema de asistencia a la conducción que regula en cada momento la potencia necesaria. Así, avisa al conductor de cómo ahorrar energía indicándole cuándo tiene que levantar el pie del acelerador antes de las zonas más lentas o las detenciones detectadas.

Y otra aportación del EQC a la electromovilidad es su eficaz conectividad, a la que se puede acceder mediante el sistema de infoentretenimiento MBUX o con la aplicación Mercedes me App. Los viajes e itinerarios se pueden planificar a conciencia, desde climatizar adecuadamente el habitáculo antes de la partida hasta sincronizar y reservar los puntos de recarga necesarios para completar el recorrido sin problemas de suministro eléctrico.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no