Actualidad

Detroit: el optimismo americano

Detroit: el optimismo americano

El Salón del Automóvil de Detroit 2013 refleja la recuperación del optimismo en la capital del motor, que se apoya en un crecimiento sostenido de las ventas tanto en el mercado local como en los países emergentes situados al sur del río Grande. Y es que solo en Estados Unidos se han vendido casi 14,4 millones de vehículos en 2012, 1,7 millones más que en el ejercicio anterior, aunque todavía lejos de los récords históricos de la primera década del siglo XXI, cuando se superaban los 17 millones de unidades. Sin embargo, lo mejor es que para 2013 se espera seguir creciendo, y esto es lo que aporta un soporte real a las perspectivas positivas.

Sin embargo, los resultados no han sido igual de satisfactorios para todo el mundo y hay vencedores y vencidos. Entre los que han vivido una auténtica fiesta destaca Volks­wagen, que ha crecido nada menos que un 35%, seguida de otras dos marcas del grupo, Porsche, con un 20% más, y Audi, con un 18%. Los crecimientos de BMW, casi el 14%, y Jaguar-Land Rover, del 10,5%, han sido también importantes, pero no tan espectaculares.




En 2012 se vendieron 1,7 millones de coches más que el año anterior en Estados Unidos



Entre los gigantes norteamericanos, el homenaje se lo ha dado el grupo Chrysler, ahora propiedad de Fiat, que ha aumentado sus ventas cerca del 20%, con casi 300.000 unidades más en EE UU. Ford se ha quedado en un 4,5% más y General Motors solo ha mejorado un 3,7%, aunque sigue liderando el mercado con casi 2,6 millones de vehículos vendidos.

A los japoneses también les ha ido bien, al menos a Toyota y Subaru, que han crecido un 26%, mientras Honda lo ha hecho un 24%, Mazda un 10% y Nissan un 9,5%. Pero estas cifras son menos representativas, porque todos ellos acusaron en 2011 los efectos del tsunami que paralizó la producción en muchas de sus factorías japonesas y las de los proveedores.

Otro detalle que ha destacado en 2012 es el afianzamiento de las marcas coreanas, que tienen sus fábricas en EE UU al límite de la capacidad de producción y con listas de espera en algunos modelos. Hyundai ha superado ya las 700.000 unidades vendidas en un solo año, casi un 9% más que en 2011, y Kia ha colocado otras 550.000, con un aumento de cerca del 15%.




Los fabricantes norteamericanos están reduciendo tamaños y consumos



Por el contrario, hay fabricantes que siguen en caída libre, como Mitsubishi, con un 26,9% menos, o Saab, con un 77%, aunque en este caso provocado por la quiebra de la compañía. Suzuki tampoco ha aprovechado el buen momento del mercado y ha bajado casi un 4,7%.

En cuanto a las tendencias, los gustos de los consumidores estadounidenses se van acercando poco a poco a los del resto del mundo. En Detroit se han seguido presentando nuevas generaciones de modelos clásicos y devoradores de combustible, como el Ford Atlas, un prototipo que adelanta cómo será el nuevo F150 de 2015, el pick-up icónico de la marca del óvalo (camioneta con caja de carga separada).




Chrysler ha visto crecer sus ventas casi un 20% en el último años



También se ha mostrado el nuevo Chevrolet Corvette, otro superdeportivo mítico. Pero todos ellos aportan importantes mejoras en eficiencia para reducir sus consumos y emisiones. La tendencia al downsizing o reducción del tamaño de los coches es lenta pero sostenida y se acelera de forma exponencial en cuanto el galón de gasolina supera la barrera de los cuatro dólares. Así, modelos europeos inviables allí hasta hace poco, como los Ford Fiesta y Ford Focus, empiezan a lograr ventas interesantes y confirman el cambio en las preferencias de los consumidores.

 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no