El nuevo DNI-Car, la eliminación de los triángulos y otros cambios de 2023

Tráfico anunció en febrero la llegada del carnet de conducir B1, que habilita a manejar algunos coches desde los 16 años.

dni-car
Tarjeta DNI-Car desarrollada por la DGT y la patronal de empresas de vehículos de alquiler.

Cuando a finales de junio pasado el director general de Tráfico, Pere Navarro, presentó las cifras de siniestralidad de 2022, remarcó un dato: “Ojo, el 11% de los fallecidos en la carretera son peatones: esto marca un problema emergente”. 

Ese mismo día anunció una medida clave en 2023: desaparecía la obligación de colocar los triángulos de preseñalización de peligro en caso de avería o accidente en las autopistas y autovías.

Adiós a los triángulos de emergencia

Así, desde el 1 de julio, cualquier automovilista que detenga su coche en el arcén por una emergencia en estas vías puede quedarse a resguardo en su vehículo: a la vista de los datos, la Dirección General de Tráfico (DGT) considera que caminar por el asfalto resulta más peligroso que no hacer nada. 

Los atropellos acabaron con la vida de 134 personas en 2022 en las vías interurbanas: peatones, conductores que habían salido de sus vehículos o trabajadores de mantenimiento engrosaron los datos respecto a 2021 (121 fallecidos). 

Esta eliminación parcial de los triángulos de emergencia (obligatorios todavía en las carreteras convencionales) estará en vigor hasta el 31 de diciembre de 2025, cuando se despedirán para siempre: desde el 1 de enero de 2026 deberán colocarse las luces V-16 conectadas con la DGT como única advertencia de un peligro.

Primera baliza V-16 conectada

A principios de este año, de hecho, llegó al mercado la primera luz V-16 certificada por Tráfico y conectada con la DGT 3.0, la plataforma que se propone registrar en tiempo real cualquier circunstancia que ocurra en el asfalto. 

Al organismo que regula la circulación le llegan (o le irán llegando poco a poco, según se modernice el parque automovilístico) datos anónimos de los ordenadores de a bordo de los coches, de las balizas V-16 y de los nuevos conos de obra conectados.

Luces V16
Un conductor coloca el dispositivo de emergencia sobre su coche.

Esta información después rebotará hasta los navegadores o los móviles de los conductores, y se mostrará también en los paneles de las carreteras para avisar de los riesgos en directo. 

Con datos a 26 de diciembre, la DGT ha certificado 25 dispositivos, todos recogidos en su web oficial.

El nuevo DNI-Car

Como uno de los frentes clave de Tráfico en 2023, la conectividad queda patente también en la creación del nuevo DNI-Car, anunciado en junio pasado: es un sistema para llevar encima la documentación del vehículo sin necesidad de usar las credenciales originales en papel.

De un modo similar a la aplicación miDGT, el DNI-Car reúne en el móvil los papeles del coche y da acceso a ellos mediante un lector de códigos QR. Tráfico lo desarrolló con la Federación Nacional de Vehículos con y sin Conductor (FENEVAL), ya que el nuevo carnet está destinado a los usuarios de coches de alquiler. 

Con él, la documentación virtual de cualquier vehículo de las compañías del sector tendrá validez legal ante los agentes de tráfico. 

Cámaras de ‘stop’

Automatización y digitalización sirven también para la detección de infracciones. Así, la DGT estrenó a mediados de este año dos nuevos métodos para vigilar comportamientos incorrectos habituales en la carretera. 

El primero de ellos es la instalación de una cámara de vídeo junto a una señal de stop en una intersección: su misión es detectar a los vehículos que no realizan una detención total ante la señal. 

Si se produce una infracción, el dispositivo envía las imágenes al Centro de Tratamiento de Denuncias Automáticas para generar la sanción. Cuando Tráfico acabe las pruebas, este sistema llegará a los cruces más peligrosos. Una tecnología similar servirá para vigilar a los conductores que cambian de carril a pesar de la línea continua.

stop
Tráfico vigilará con cámaras algunas intersecciones y las incorporaciones con línea continua.

Un real decreto para los coches autónomos

En el terreno normativo, el gran paso adelante de Tráfico ha sido el desarrollo de un real decreto para regular el uso de los coches con niveles elevados de conducción autónoma. 

Todavía pendiente de aprobación (se espera para 2024), el nuevo texto legal establecerá los requisitos técnicos para la circulación de vehículos con niveles SAE de conducción autónoma 4 y 5. Es decir, aquellos con automatización completa, que circulan por sí solos y no necesitan la supervisión humana en marcha.

Una de las nuevas señales de peligro que llegarán al reglamento de circulación.

También se espera que entre en vigor el próximo año la reforma del reglamento de circulación, que no ha podido culminarse este año por la celebración de elecciones anticipadas y el largo periodo con el Gobierno en funciones.

Cuando se aprueben los cambios, el código recogerá las nuevas señales de tráfico, ya mostradas y explicadas por la DGT: son más modernas, inclusivas y capaces de englobar los cambios recientes en la movilidad. 

Nuevo carnet B1

Además, Pere Navarro confirmó a principios de año la llegada a España del permiso B1, que habilita a conducir vehículos de hasta 400 kilos y con una velocidad máxima de 90 km/h a partir de los 16 años. 

Este carnet, sin embargo, no estará disponible hasta que se apruebe en Bruselas la reforma común de los permisos de conducir, que incluirá otras reformas de calado, como la posibilidad de obtener el permiso B a partir de los 17 años.

Manual de conducir simplificado

Entre tanto, el organismo ha publicado un nuevo manual de conducir para las personas con discapacidad leve que sigue la norma UNE 153101 EX de Lectura Fácil. De este modo, hace accesible la información a las personas con necesidades específicas de aprendizaje, así como a aquellas con grados leves de discapacidad sensorial, motora o intelectual.

Problemas con los helicópteros Pegasus

Este año ha sido también el de los problemas con los helicópteros Pegasus. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) acusó en octubre a la Dirección General de Tráfico (DGT) de estar “desmantelando el servicio de vigilancia de helicópteros, situación que perjudica el control del tráfico y de la seguridad vial”.

El sindicato informó de que de los 13 helicópteros que componen la flota de la DGT sólo están en servicio seis aparatos. Dos de ellos quedaron inutilizados tras sendos accidentes y otros cinco no han pasado las labores de mantenimiento necesarias para prestar servicio.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, X o Instagram

Sobre la firma

Sergio Amadoz

Periodista especializado en seguridad vial. Editor y redactor de El Motor desde 2016. Empezó a escribir de fútbol en 1998 en Diario 16 y ha trabajado en varios proyectos de Prisa Media desde 2000. Licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra, es autor de ‘Aquí no se rinde ni Dios’ (2020).

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no