Actualidad

‘Pick-ups’, la mejor combinación entre el trabajo y el ocio

Las 'camionetas' dominan las ventas en Estados Unidos y pueden ser una alternativa en Europa como vehículos recreacionales y no solo profesionales.

Pick-ups

El Toyota Hilux es el líder histórico en España entre los 'pick-up'.

Combinan la cabina, el chasis y los sistemas de tracción 4×4 más completos de los todoterrenos, pero añaden una plataforma de chapa abierta por detrás que les distingue. Así son los pick-ups, las camionetas con caja de carga separada, una arquitectura muy práctica para utilizarla como vehículo de trabajo que se está convirtiendo en una buena alternativa como coche de ocio para llevar material deportivo y practicar actividades al aire libre en zonas con accesos complicados.

Las pick-ups han dominado históricamente las ventas de automóviles en EE UU, con porcentajes superiores al 15% del mercado y su versatilidad de uso hace que tengan mucha aceptación también en países en desarrollo. En 2018 se vendieron 6,2 millones en todo el mundo, 2.420.000 solo en el mercado estadounidense, pero tienen éxito en todo tipo de países, desde Tailandia y Australia a Sudáfrica y Argentina.

Las cifras en España son más modestas y apenas llegaron a 10.677 unidades en 2018, pero con una fuerte subida del 31,5% sobre las 8.120 de 2017. En 2019 están planas —6.162 al cierre de julio— un buen resultado para un mercado que cae el 6,5% este año.

Los modelos que se venden en España miden entre cinco y 5,5 metros de largo y aunque superan en tamaño a los todoterrenos más grandes del mercado europeo, tienen precios mucho más asequibles y competitivos. Así, se pueden encontrar alternativas a partir de 30.000 euros, frente a los 50.000 o 60.000 de los SUV equivalentes. Y a diferencia de ellos, prácticamente todos los pick-ups incluyen un sistema de tracción 4×4 muy completo y con reductora, para superar los obstáculos más difíciles en el campo.

El Toyota Hilux es el líder histórico en España (2.246 unidades), pero al cierre de julio domina con menos margen sobre el Ford Ranger (1.927), según datos de Anfac. Por detrás les siguen el Nissan Navara (674), el Mitsubishi L200 (607), que se renueva a final de año, y los Isuzu D-Max (237) y Volkswagen Amarok (236). El Navara se fabrica en Barcelona junto a los Mercedes Clase X y Renault Alaskan, con quienes comparte la base mecánica, aunque el último sorprendentemente no se vende en España. La oferta se completa con el Fiat Fullback, que como el Amarok, ha supuesto la entrada de ambas marcas en esta categoría.

Por lo demás, los versiones más sencillas de los pick-up son las de cabina simple, que tienen solo dos plazas y están pensadas para labores profesionales en el campo, desde fincas agrícolas y ganaderas a compañías de tendidos eléctricos, etc. Pero para el uso familiar es imprescindible elegir las de cabina doble, que ofrecen cuatro o cinco plazas.

Cada vez que sube el petróleo se especula con la decadencia de los grandes pick-ups americanos, los últimos dinosaurios de la industria del automóvil. Pero al final sobreviven a todas las crisis y en cuanto llega la recuperación se disparan las ventas.

Entre superventas y dinosaurios

La realidad es que su extraordinaria buena salud está íntimamente ligada al estilo de vida norteamericano, tanto por su versatilidad como vehículo de trabajo en los estados agrícolas y ganaderos, como por el elevado número de horas que pasan al volante cada día muchos usuarios que viven en entornos urbanos.

El resultado es siempre el mismo: son los modelos más vendidos y alcanzan cifras millonarias. Y con un denominador común, el liderazgo histórico del Ford F-Series, que en 2018 batió su récord con 1.080.000 unidades en todo el mundo, la mayoría en EE UU. Por detrás le siguieron el Chevrolet Silverado con 651.000, el Ram Pick Up con 623.000 y el Toyota Hilux con 548.000.

Aunque los pick-ups mejoran poco a poco sus consumos con motores más eficientes y materiales ligeros, siempre hay propuestas que mantienen su ADN superlativo. La última es el Hennessey Goliath 6×6, una reinterpretación del Chevrolet Silverado con u mootr 6.2 V8 de 714 CV y tres ejes de ruedas que cuesta 600.000 euros.

De las pilas a la deportividad

Dos extremos, Tesla eléctrico y Ranger Raptor. Lo poco que se sabe del primero viene del Twitter de Elon Musk: se desvelará en tres meses, costará menos de 50.000 euros y será revolucionario por sus versiones: autocaravana, grúa, volquete, etc. En el otro lado, el Raptor es la versión deportiva del Ford Ranger, un pick-up medio disponible con tres cabinas (sencilla, super y doble) y dos turbodiésel de 170 y 213 CV (desde 31.900 y 46.000 euros). El Raptor es su versión radical y reúne el motor más potente, cambio automático de 10 marchas y sobre todo una suspensión de FOX, con muelles y amortiguadores, que impresiona por su capacidad de absorción en el campo manteniendo un gran confort y eficacia en asfalto.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no