Pruebas

Por qué el Seat León de gas es el coche híbrido más rentable

Cuatro familiares con mecánicas híbridas de gasolina, dos con apoyo eléctrico y las otras con gas natural (GNC) y gas licuado (GLP).

seat leon

De izquierda a derecha, Hyundai Ioniq, Seat León, Opel Mokka y Toyota Prius. / FOTOS: ENRIQUE BROOKING

El mestizaje suma, también en el automóvil. Las nuevas mecánicas híbridas, que combinan varios motores o combustibles, pueden reducir el consumo, las emisiones o las dos cosas a la vez. Y serán una de las tendencias de esta industria en los próximos años, al menos mientras dure la transición hacia la total electrificación.

En esta prueba se enfrentan cuatro modelos híbridos. Dos son clásicos, Hyundai Ioniq y Toyota Prius, y tienen dos motores, uno de gasolina y otro eléctrico. Y los otros dos son híbridos bicombustible y llevan un motor de gasolina que puede funcionar también con gas: Seat León ST GNC (gas natural comprimido) y Opel Mokka X GLP (gas licuado de petróleo). Todos disfrutan las ventajas del distintivo ECO de la Dirección General de Tráfico, que permite circular en días de alerta medioambiental, aunque no pueden aparcar en la calle: este privilegio está reservado a los eléctricos puros e híbridos enchufables.

seat leon

EN POCAS PALABRAS
Se impone el Seat, que tiene el precio más asequible, gracias a los descuentos de la marca y al Plan Movalt de incentivos que acaba de lanzar el Gobierno para vehículos de energías alternativas. El León de GNC se beneficia de un precio de combustible muy económico que reduce al mínimo su coste de uso, unos 4,5 euros cada 100 kilómetros. Y aunque la red de estaciones de GNC es aún limitada, cubre ya casi toda España, y como tiene dos depósitos, el de gasolina (50 litros) y el de GNC, cuando se acaba el gas puede seguir con la gasolina y ofrece más de 1.000 kilómetros de autonomía. El Seat León TGi (GNC) se vende en carrocerías 5 puertas y ST o familiar (desde 13.610 y 14.620 euros).

El Hyundai Ioniq es segundo. Se trata de un híbrido clásico de gasolina con un motor eléctrico de apoyo y unas baterías que se recargan en marcha, por ejemplo al frenar, y ayudan a consumir menos. Apenas recorre unos cientos de metros seguidos con las pilas, pero como se recuperan enseguida, son suficientes para lograr consumos urbanos imbatibles, unos 5,5 litros. Además, lleva un buen cambio automático para sacarle partido, es el más rápido en carretera y tiene la mejor garantía: cinco años. Y se vende a un precio competitivo: desde 22.100 euros.

El Toyota Prius es tercero y, aunque incluye tecnologías sofisticadas para optimizar la eficiencia y el equipo de serie más completo, le penaliza el precio, 29.900 euros, muy superior al de sus rivales. Así, en ciudad no hay quien le supere: apenas gasta cinco litros. Pero al no llevar cambio de marchas, solo un sistema similar al de los escúteres, pierde terreno en carretera y se muestra algo perezoso, tanto en subidas como sobre todo al adelantar.

El Opel Mokka X tiene un precio mucho más asequible: desde 20.934 euros (ayudas incluidas). Se trata de un SUV moderno que permite elegir el combustible. Y como el GLP cuesta la mitad que la gasolina, aunque gasta más en litros, ofrece un coste de uso por kilómetro similar al de los híbridos clásicos: unos siete euros cada 100 kilómetros. En cambio, le perjudica la habitabilidad, porque tiene un interior y un maletero algo más pequeños.


ANÁLISIS COMPLETO

• CONDUCCIÓN

Cuatro soluciones híbridas diferentes: el Hyundai y el Toyota tienen dos motores (gasolina y eléctrico) que suman 140 CV (Ioniq) y 141 CV (Prius). Circulan casi siempre en gasolina con apoyo del eléctrico, pero a veces –al arrancar y a baja velocidad– usan solo las baterías, como máximo hasta un kilómetro seguido. El Seat y el Opel llevan un solo motor y su hibridación viene del combustible. El León funciona siempre con gas natural (GNC), rinde 110 CV y solo usa la gasolina cuando se acaba el gas y para arrancar si hace frío. El Mokka tiene 140 CV y funciona siempre con gas licuado de petróleo (GLP o Autogas) hasta que se acaba, aunque permite pasar a gasolina con una tecla. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

Los consumos varían según el combustible. El Mokka es el que más ha gastado en la prueba: nueve litros de GLP a ritmos suaves en carretera, 10 apurando las marchas y 11 en ciudad. Pero como el GLP cuesta la mitad que la eurosúper (0,61 euros), el coste real es como el de los híbridos con apoyo eléctrico. El Ioniq y el Prius gastan igual en carretera, cinco litros en conducción tranquila y seis a ritmos alegres, pero el Toyota es imbatible en ciudad, solo cinco litros, frente a los 5,5 del Hyundai.

Y el León de gas natural es el más eficiente y rentable: apenas cuatro kilos de GNC en carretera y 4,5 en conducción alegre y tráfico urbano. Las emisiones de CO2 son bajas en todos: 76 g/km el Prius, 79 g/km el Ioniq y 96 g/km el León GNC; solo el Mokka sube a 124 g/km.

VIDA A BORDO

La oferta limitada de modelos de gas hace que los de la prueba tengan diferentes tipos de carrocerías que afectan a la vida a bordo: los dos híbridos eléctricos son berlinas, el Seat es una ranchera y el Opel un SUV pequeño. Todos ofrecen unas buenas plazas delanteras y pueden alojar tres adultos atrás, aunque con matices. El Hyundai es el más ancho y el Toyota ofrece más espacio para las piernas y resulta mejor para llevar tres pasajeros, aunque en ambos se toca en el techo si se mide más de 1,80. El Seat tiene suficiente altura, pero el túnel central molesta en los pies. Y el Mokka es el más justo y estrecho, pero su mayor altura facilita el acceso a personas de cierta edad. ⇒ Más información

AL DETALLE

Opel Mokka X GLP. Las ventajas de los SUV y otros detalles prácticos.
Toyota Prius. Más amplio, original y diferente en casi todo.
Hyundai Ioniq Hybrid. Un híbrido para disfrutar con un cambio de verdad.
Seat León ST GNC. Dos depósitos y 1.360 kilómetros de autonomía. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

Ninguno destaca por su atractivo estético, pero el Opel es un SUV moderno de silueta equilibrada con un frontal alto y musculoso que transmite solidez. El mejor argumento del Seat es la discreción, con una carrocería larga, baja y estilizada en formato ranchera que aporta un toque de deportividad. El Toyota y el Hyundai reflejan la política de algunas marcas, que se empeñan en vestir sus modelos ecológicos con carrocerías tan futuristas que rozan lo estrambótico. El Prius prima la aerodinámica con una línea en cuña muy afilada que integra un frontal muy bajo y corto, el techo en arco y la zaga elevada. El Hyundai es una berlina más convencional, con un frontal simple y austero sin entradas de aire que choca a primera vista. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

El León es el más asequible, con 19.670 euros, gracias sobre todo a los descuentos de Seat y a la ayuda del Plan Movalt para energías alternativas. Le siguen el Mokka X, 20.934 euros, y el Hyundai Ioniq, que sube a 22.100 euros. Y el Prius es el más caro con diferencia, 29.990 euros, 10.000 más que el Seat. El Toyota lo compensa en parte con el equipo de serie más completo. Todos incluyen control de velocidad, ordenador de viaje, equipo de música con USB, bluetooth y mandos en el volante, pantalla táctil, climatizador automático (solo aire acondicionado en el Opel), sensor de luces, retrovisores eléctricos, cámara trasera para aparcar (500 euros en el Mokka) y llantas de aleación. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Domina el León TGi, un híbrido de gasolina y gas natural que tiene el precio más asequible y es el más rentable por coste de combustible. Y destaca por su comportamiento y capacidad de carga e incluye un buen equipo de serie. Le sigue el Ioniq, un híbrido clásico -gasolina y apoyo eléctrico- que aporta las mejores prestaciones, un cambio automático impecable y un consumo mínimo en ciudad. Y precios competitivos. El Prius es tercero y ofrece lo mismo que el Hyundai con un consumo urbano aún más bajo y el mejor equipo de serie. Pero tiene un cambio y prestaciones inferiores, y un precio más elevado. El Mokka X es un SUV híbrido de GLP y gasolina que permite elegir el combustible y ofrece un coste de uso económico. Pero viene menos equipado y tiene una habitabilidad y maletero inferiores.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no