Eléctricos

Renault inicia su nueva era eléctrica

El fabricante anuncia un Mégane a pilas, muestra el primer Dacia sin emisiones y extiende su oferta de motores híbridos a más modelos.

Renault Megane eVision

El Mégane eVision anticipa cómo será el próximo Mégane eléctrico, que saldrá en 2021 con unos 450 kilómetros de autonomía.

Un anticipo de su futuro cercano que, como en la mayoría de fabricantes, viene protagonizado por la electricidad. En el marco del evento eWays, Renault ha desgranado sus planes estratégicos y ha anunciado novedades interesantes y de gran peso comercial. Para empezar, comunica dos nuevos modelos eléctricos, el Mégane eVision, un prototipo muy cercano al modelo de serie a pilas definitivo, y el Dacia Spring Electric, la primera propuesta de baterías de la filial de bajo coste, que promete ser el coche sin emisiones más asequible del mercado europeo. Y ambos saldrán en 2021.

Además, ampliará su oferta de motores híbridos, que llegarán a más modelos, y ha lanzado asimismo dos mensajes relevantes: el primero, que todos los próximos Renault ofrecerán variantes electrificadas, y el segundo, que la marca se compromete a alcanzar en Europa las emisiones cero para toda su gama en 2050.

Mégane eVision Concept

La mayor sorpresa del evento de eWays de Renault. El nuevo Mégane eléctrico se presenta todavía como prototipo, pero será muy parecido al modelo de serie definitivo, que llegará en 2021 y competirá con alternativas similares como el Volkswagen ID.3.  Su diseño resulta limpio y futurista, y gana tanto músculo que se acerca al estilo de los SUV. Mide 4,21 metros de longitud y, aunque todavía no hay muchos datos, su mecánica resulta prometedora.

Estrena una nueva plataforma modular diseñada para eléctricos, la CMF-EV, que da lugar a una amplia distancia entre ejes que, en este caso, permite ubicar en el suelo una batería de 60 kWh. Y aunque todavía no hay homologación, debería aportar una autonomía de unos 450 kilómetros WLTP. 

El motor rinde 217 CV y 300 Nm de par, gira hasta 14.000 revoluciones y actúa sobre el eje delantero (aunque la plataforma también admite sistemas 4×4). Y permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de ocho segundos.

Los tiempos de recarga tampoco se conocen, pero sí que podrá conectarse a postes rápidos de hasta 130 kW, superando ampliamente el límite de 50 kW que tienen ahora los modelos eléctricos de Renault y Nissan. Según la marca francesa, en uno de esos postes recupera en 30 minutos energía suficiente para recorrer 200 kilómetros en autopista (a 130 km/h, la velocidad máxima permitida en Francia).

Dacia Spring Electric

El modelo de la filial de bajo coste recibe el nombre de Dacia Spring Electric y se ha presentado en su forma final de producción, que deja muy claro que está basado en el Renault City K-ZE que se vende en China. Estará disponible en España en primavera de 2021. 

Tiene dimensiones muy compactas (3,73 metros de largo, y es también muy estrecho), recuerda en ciertos aspectos al nuevo Sandero y presenta una reinterpretación de la parrilla de la marca, en este caso totalmente carenada y que oculta la toma de carga.

A pesar de su reducido tamaño, incluye cuatro plazas y también un maletero de 300 litros (600 con los asientos abatidos). En términos generales su habitáculo apuesta por la sencillez, con un cuadro de instrumentos analógico, controles físicos y una consola central con un sistema multimedia de siete pulgadas.

La mecánica reúne un motor de 44 CV y 125 Nm de par máximo, tracción delantera y una batería de 26,8 kWh. Y anuncia 125 km/h de velocidad y una autonomía de 225 kilómetros WLTP, que podrían crecer hasta 295 si el uso es exclusivamente urbano.

Puede recargarse en un enchufe convencional de 2,3 kW en 14 horas, en un wallbox de 7,3 kW en algo menos de cinco horas y en una toma rápida de 30 kW recupera el 80% en menos de una hora. 

Como es habitual en Dacia, el precio será uno de los argumentos de compra claves. Y más teniendo en cuenta que la marca asegura que será el modelo eléctrico más asequible del mercado europeo. La tarifa de venta no se ha concretado todavía, pero se estima que podría ser inferior a 15.000 euros. 

Y más híbridos

En el evento eWays, Renault ha confirmado también que extenderá su oferta de motores híbridos e híbridos enchufables a más modelos. Actualmente se venden versiones híbridas en el Clio e híbridas enchufables en el Captur y el Mégane familiar o Sport Tourer.

Pero a corto plazo el Captur recibirá la motorización híbrida del Clio, y el Mégane estará también disponible como enchufable en carrocería Berlina o de cinco puertas. Además, el Arkana, el nuevo SUV cupé del fabricante, llegará a España en la primera mitad de 2021 y tendrá asimismo motores híbridos.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no