Al volante del DS 4 E-Tense: hibridación de primer nivel desde 44.900 euros

El compacto de la firma francesa quiere plantar cara a lo más granado del segmento C con excelentes argumentos.

DS
El DS 4 E-Tense híbrido enchufable tiene argumentos suficientes para pelear con lo más granado del segmento

DS ha decidido pelear por uno de los nichos más impenetrables de los últimos años. Un coto que ha estado reservado al BMW Serie 1, el Audi A3 y el Mercedes Clase A que han copado las ventas de aquellos clientes que buscaban el tope de gama del segmento C

Para competir en esa exclusiva liga, el DS 4 E-Tense, cuenta con una serie de argumentos imbatibles: diseño, motorización híbrida enchufable y tecnología. Un producto prémium que permite al modelo francés situarse a la altura de sus competidores

El nuevo DS 4 basa su diseño en el prototipo DS Aero Sport Lounge presentado por la marca en el Salón del Automóvil de Ginebra en el año 2020. Además, también han aprovechado toda la experiencia adquirida en el Campeonato del Mundo de Fórmula E, para ponerla al servicio del propulsor eléctrico que monta este híbrido enchufable.

Diseño exterior notable

La primera impresión, nada más observar el DS 4 es impactante. Las líneas geométricas que recorren su carrocería le diferencian claramente de los modelos de la competencia. Su perfil es afilado, jugando con trayectorias y volúmenes angulosos, por ejemplo, entre las dos puertas y en el frontal. 

En la zaga confluyen los contornos que recorren la cintura y el techo, generando esquinas y formas adiamantadas que descargan en el portón y en las ópticas traseras. Estas también cuentan con ese diseño en forma de diamante tan característico en los modelos de la marca.

Monta plataforma modular EMP +II del Grupo, aunque con recursos exclusivos y mejorada respecto a la de otros modelos de la firma como el Peugeot 308 o el Opel Astra. De esta manera, el conjunto se percibe muy compacto gracias a sus dimensiones muy contenidas. El DS 4 mide 4,40 m de longitud, 1,87 m de anchura y 1,48 m de altura.

Refinamiento interior

Si la carrocería se desmarca claramente del resto de automóviles de su clase, el interior incide en el lujo que es la enseña de la compañía francesa. Nada más ponerse a los mandos, el diseño y la calidad de los materiales saltan a la vista. Los diferentes botones, las juntas y el tacto general denotan un enorme avance respecto al DS 4 de la generación anterior. De hecho, no parece ni siquiera la misma liga, es directamente otro deporte.

El puesto de conducción es amplio y cómodo, además las múltiples regulaciones del volante y el asiento permiten acoger un gran abanico de tallas, incluso sin estrecheces para las más grandes. Además, las butacas delanteras ofrecen calefacción, ventilación para los días más calurosos e incluso masaje. Toda una declaración de intenciones para disfrutar de la conducción.

Monta una pantalla táctil de 10 pulgadas para controlar todo el sistema de infoentretenimiento ‘DS Iris System’ que se puede personalizar al gusto del propietario. Además, dispone de compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay

Como detalle, hay que destacar la ‘DS Smart Touch’, una pequeña pantalla situada en la consola central para evitar manipular la pantalla táctil. Está situada encima del selector de marchas y que reconoce la escritura y los movimientos, tales como el zoom. Así mismo, permitir la configuración de seis atajos personalizables.

Cuestión de espacio

Si en los asientos delanteros el espacio es más que suficiente para todas las tallas, en las plazas posteriores, sin embargo, es algo escaso. Por la forma de la caída del techo, tres adultos no se sentirían cómodos en viajes largos. Además, el espacio para las rodillas es algo exiguo, aunque las butacas son cómodas.

Al maletero le sucede algo similar, este DS 4 E-Tense híbrido enchufable, pierde unos 40 litros de capacidad respecto a sus hermanos sin hibridar, ofreciendo 390 litros de capacidad debido a la batería del motor eléctrico. Una medida muy acorde con respecto a los modelos de la competencia, pero que se antoja muy justa para el equipaje de cuatro personas más la caja con los cables (Schuko y Mennekes) para enchufar el coche a los puntos de carga.

Estos puntos son los únicos a los que se les puede sacar un ‘pero’ al genial modelo francés, el resto del automóvil pasa el examen con nota.

Equipamiento de gama alta

Uno de los apartados más destacados del DS 4 E-Tense es la cantidad de sistemas que monta para que la conducción sea lo más placentera posible. Desde el volante calefactado, al techo solar, pasando por el sistema de alta fidelidad que ofrece una gran potencia de sonido (690 W) gracias a sus 14 altavoces y a los cristales acústicos que brindan una excelente insonorización. 

Además, dispone de un head-up display con realidad aumentada y suficiente información para no apartar la vista de la carretera o un sistema de cámaras de 360° que resultan imprescindibles a la hora de maniobrar para aparcar el vehículo en lugares estrechos.

Aunque lo más sorprendente entre tanta tecnología es el sistema de visión nocturna ‘DS Night Vision’ que es capaz de detectar peatones y animales que se encuentran a una distancia de hasta 200 metros por delante del vehículo, gracias a su cámara de infrarrojos situada en el frontal. Esta los señala y un avisador acústico advierte al conductor y la imagen detectada cobra vida en el panel de instrumentos. 

Dos motores mejor que uno

El sello de identidad del DS 4 E-Tense son los dos propulsores que monta. Por un lado, el térmico, con cuatro cilindros en línea con turbo y 1,6 litros de cilindrada, que ofrece 181 CV (133 kW) de potencia y un par de 300 Nm. Se vale de un cambio automático de ocho velocidades para extraer toda su capacidad. Por su parte, el motor eléctrico dispone de 110 CV (81 kW). La potencia combinada de ambos impulsores se eleva hasta los 225 CV (165 kW)

Este propulsor eléctrico es alimentado por una batería de iones de litio de 12,4 kWh de capacidad. El DS 4 E-Tense puede usar un cargador de 3,7 kW de potencia o de 7,4 kW. Con esta última el tiempo para llenar el 100% de capacidad se efectúa en solo dos horas. Si se enchufa a la corriente doméstica convencional, que ofrece algo menos de 1,6 kW de potencia, se necesitan alrededor de ocho horas para llenar la pila.

Además, dispone de tres modos de conducción que se seleccionan desde una pequeña palanca en la consola central. Estos son:

  • Hybrid – Combina los dos motores para ofrecer la máxima eficiencia y el mínimo consumo.
  • Sport – Actúa sobre el acelerador y la caja de cambios para ofrecer las máximas prestaciones.
  • EV – Modo 100% eléctrico con dos condiciones, contar con suficiente carga en la batería y no superar los 140 km/h.

Sensaciones de conducción

Este DS 4 E-Tense se podía considerar un coche para todo. El comportamiento en todo tipo de vías es estupendo y la habitabilidad significativa. Durante el tiempo de prueba pasó por diferentes situaciones de conducción, desde tramos urbanos a carreteras de circunvalación. Desde autopistas a carreteras de montaña e incluso, a algún pequeño tramo por pista de tierra muy lisa. En todos, salió victorioso.

Gracias a su modo híbrido (con ambos propulsores trabajando) ofrece una respuesta de motor instantánea. Para acelerar desde 0 hasta los 100 km/h, necesita poco más de siete segundos, concretamente: 7,6 segundos y su velocidad máxima es de 233 km/h. El consumo en ciclo WLTP es de 1,3 litros en modo combinado mientras hay carga en la batería. A partir de ahí, penaliza por arrastrar precisamente el peso de la pila. 

Durante la prueba, el mejor consumo en autopista a 120 km/h y dejando la gestión del motor al cruise control, se quedó en 7 litros cada 100 kilómetros. Si se le conduce en modo alegre, sube algún litro más. Aunque este tema del consumo no es una mancha en su expediente. El coche en sí cumple con creces las expectativas de cualquier tipo de usuario.

Para terminar y no menos importante, hay que hacer un pequeño apartado para el increíble sistema de iluminación que monta: ‘DS Matrix Led Vision’, que combina las luces matriciales y direccionales. Como ejemplo, siendo noche cerrada en carreteras secundarias de puertos en Asturias, el DS 4 E-Tense iluminaba la carretera con tanto poder lumínico que parecía que se hacía de día, si además se le suma la visión nocturna, no hay peligro en la noche que no reconozca.

Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Sobre la firma

Rubén Pérez

Entusiasta del motor en toda su magnitud, preferiblemente los V12. Me dijeron que cuatro ruedas eran mejor que dos, por eso me compré otra moto. Claro que también me apasiona cuando van las cuatro juntas. He trabajado como creativo publicitario para muchas marcas de coches y motos e hice la mili en esto de juntar letras en la editorial Luike.

Más Información

Lexus RX 500h
Marcas de coches eléctricos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no