Pruebas

La exquisita comodidad y la gran fuerza visual del Audi e-tron Sportback

El SUV eléctrico cupé mejora en eficiencia, aumenta su autonomía hasta 446 kilómetros y su equipamiento tecnológico solo se paga si se utiliza.

Audi e-tron Sportback

El e-tron Sportback ofrece una gran consistencia en carretera.

Con el e-tron, Audi lleva al terreno de los SUV eléctricos el concepto de familiar premium que hizo triunfar a la marca en los noventa con la berlina clásica A4. Y la versión Sportback de carrocería cupé añade más deportividad y mejoras en la mecánica e-tron, pero sin perder funcionalidad respecto al formato SUV convencional. Ya está disponible desde 75.430 euros.

La nueva carrocería es obra de Juan Carlos Huerta, un diseñador valenciano de Audi que ha dado forma al modelo Sportback y que a la vez lo ha hecho todavía más aerodinámico, consiguiendo un Cx=0,25 (Cx=0,28 en el e-tron), un factor clave para sacar partido a la nueva tecnología a pilas. “El Sportback es un 50% diseño y otro 50% eficacia aerodinámica”, según sus propias palabras.

Y mientras que el exterior del Audi e-tron Sportback gana en estilo deportivo y fuerza visual, el interior sigue manteniendo cinco plazas, con un túnel de transmisión central casi inexistente y que no molesta al pasajero de en medio. Su maletero, además, conserva una capacidad notable de 615 litros (frente a los 660 del e-tron normal) que se aumenta a 1.655 si se abaten los asientos traseros.

Regeneración más eficaz

Pero la tecnología también progresa y, de los primeros 417 kilómetros de rango máximo que anunciaba el primer e-tron, el Sportback alarga su radio de acción hasta 446 (WLTP). A esta mejora contribuye la menor resistencia aerodinámica del nuevo diseño, pero también un sistema de regeneración durante la marcha que recupera más cantidad de energía en las retenciones (hasta el 30% de la autonomía). Y, además, un sistema de tracción total quattro más preciso y que desconecta la transmisión de potencia al eje delantero –cuando no es necesaria–para minimizar el gasto.

El Audi e-tron Sportback se ofrece en dos versiones mecánicas que tienen baterías y potencias diferentes. La superior es la 55 quattro (95 kWh), que rinde 360 CV y que alcanza durante ocho segundos los 408 CV cuando el conductor activa el sistema boost, gracias a lo cual acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 5,7 segundos (6,6 segundos sin activar el boost).

En cuanto a la velocidad máxima, está limitada electrónicamente a 200 km/h para no incrementar en exceso el consumo. Por su parte, la batería homologa una autonomía de 446 kilómetros (WLTP) y el sistema de recarga dispone ahora de una nueva toma inteligente que adapta la carga a la potencia doméstica de corriente alterna (22 kW). A eso se añade la conexión a la corriente continua (150 kW) con la que se enchufa a los supercargadores con los que recupera el 80% de su capacidad en solo 30 minutos.

Al igual que su hermano de gama, el Audi e-tron Sportback ofrece otra versión menos potente (313 CV) con una pila más pequeña (71 kWh). Esta mecánica aligera el peso del coche en 120 kilos y conserva buenas prestaciones: 346 kilómetros de rango, 190 km/h de velocidad máxima y 6,8 segundos de aceleración. En este caso la batería admite cargas hasta 120 kW, pero también le basta media hora para recuperar el 80% de la energía.

Además de las dos versiones anteriores, y al igual que en el modelo e-tron con carrocería todoterreno, existe una tercera más deportiva llamada S. Con un chasis más dinámico, dispone de tres motores eléctricos en lugar de dos para alcanzar una potencia de 503 CV. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, alcanza 210 km/h y tiene una autonomía eléctrica de 368 kilómetros.

Primera toma de contacto

En la primera toma de contacto con el Audi e-tron Sportback 55 quattro se completó un recorrido de 186 kilómetros por autovía, carreteras comarcales y dos puertos de montaña con gran desnivel. Y practicando la conducción enérgica que se exige en un coche cupé deportivo, registró un consumo de 28,9 kWh/100 km (el oficial WLTP es de 25,8) finalizando con un remanente de autonomía de 104 kilómetros.

El comportamiento general sorprende por su consistencia y estabilidad, asentada por un centro de gravedad muy bajo a pesar de un elevado peso (2.520 kilos), superior al de los coches análogos de motor convencional. Por amortiguación y silencio de marcha, la comodidad es intachable y la carrocería elevada permite unos asientos imposibles de encontrar en la mayoría de los coches deportivos. Y con la suspensión regulable adaptativa la carrocería puede subir o bajar para acomodarla a las condiciones de la carretera o ganar dinamismo en el comportamiento.

Y otro punto destacable es la eficacia infalible de la tracción quattro, incluso sobre asfalto deslizante, que aporta un plus de seguridad al nuevo Audi e-tron Sportback. Solo en las bajadas pronunciadas demanda más precaución, ya que las distancias de frenado se alargan debido al peso. En esa circunstancia, lo recomendable es aprovechar la inercia de los descensos para regenerar el máximo de energía posible.

Tecnología de alquiler

El Audi e-tron Sportback adopta toda la tecnología más avanzada de la marca. Desde los faros matriciales, que proyectan la luz indicando la trayectoria del coche para guiar mejor al conductor, hasta los retrovisores por cámara, pasando por un controlador central de asistencia al conductor que vigila permanentemente el entorno del coche mediante cinco sensores de radar, cinco cámaras y 12 sensores ultrasónicos.

Y otra novedad es que estos sofisticados sistemas opcionales podrán ser contratados temporalmente, por ejemplo para hacer largos viajes en vacaciones. Estarán incluidos en el equipo de serie del coche, se actualizarán permanentemente y se completarán con otros nuevos de forma telemática, pero el cliente no tendrá que pagarlos al comprar el coche y podrá activarlos solo cuando los necesite.

Los precios

  • e-tron 50: 75.340 euros
  • e-tron 55: 87.980 euros
  • e-tron 50 Advanced: 81.640 euros
  • e-tron 55 Advanced: 94.280 euros
  • e-tron 50 S Line: 85.840 euros
  • e-tron 55 S Line: 98.480 euros
  • e-tron 50 Black Line: 87.340 euros
  • e-tron 55 Black Line: 99.990 euros
  • e-tron S: 102.650 euros
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no