Pruebas

El Skoda Octavia contraataca a los SUV

La nueva berlina checa sube el listón. Más cómoda, amplia y con mecánicas de todo tipo, reivindica el papel de los turismos frente a los todocaminos.

Skoda Octavia

El Octavia crece en tamaño, tecnología y comodidad.

El nuevo Skoda Octavia ya está disponible con carrocería de tres cuerpos o ranchera Combi a partir de 24.900 euros. Una cifra que baja hasta los 19.500 euros si se aplican los descuentos al financiarlo y se suma la ayuda del Plan Renove. Y en septiembre llegará otra versión de acceso aún más asequible.

La nueva entrega del Octavia –ya en su cuarta generación–, mantiene las proporciones del anterior modelo, pero crece 1,9 centímetros en longitud y ahora mide 4,69 metros.

La carrocería también se ensancha 1,5 centímetros, y aunque el cambio casi no se note desde fuera, mejora la habitabilidad, uno de los puntos fuertes que han caracterizado a este modelo. El maletero del Skoda Octavia Combi, que ya era antes la referencia en su segmento, crece 30 litros para ofrecer una capacidad de 640. Y en el caso de la berlina es de 600 litros, 10 más que antes.

Otro punto que distingue al nuevo Skoda Octavia es ofrecer una extensa gama de mecánicas de todo tipo. Además de las tradicionales de gasolina TSI y diésel TDI que ya están disponibles y han sido mejoradas, llegarán otras versiones alternativas: híbridas enchufables (iV PHEV), motores microhíbridos (e-Tec) y de gas natural comprimido (G-TEC).  Y todas ellas cubren un amplio arco de potencias desde 110 hasta 245 CV.

Asientos ergonómicos y suspensión regulable

Además del diseño exterior, que ahora se distingue por una parrilla más llamativa, faros de última tecnología led y pilotos traseros con luces indicadoras dinámicas, el interior también es muy diferente.

El volante es ahora de dos brazos, la instrumentación puede incluir la proyección de datos en el parabrisas y la pantalla de 10 pulgadas cuenta con el último sistema de infoentretenimiento desarrollado por el grupo Volkswagen, conectado a SmartLink, AndroidAuto, Apple CarPlay y MirrorLink gracias a una tarjeta eSim integrada en el vehículo. Además, para manejar las múltiples funciones que ofrece el nuevo Skoda Octavia, este puede equipar un asistente de voz llamado Laura que evita distracciones de la conducción si se manejan los mandos manuales.

En cuanto a la conducción, el cambio más llamativo es la desaparición de la palanca de cambios las versiones dotadas de cambio automático DSG de siete velocidades: la sustituye un pequeño mando selector que deja más espacio libre sobre la consola y entre los asientos delanteros.

Este cambio DSG es doblemente recomendable en el Skoda Octavia. Por un lado, facilita mucho la conducción sin perder respuestas ni eficiencia, y además porque el cambio manual de seis velocidades tiene demasiado recorrido de palanca y resulta impreciso en su manejo.

Al volante también se percibe una mayor comodidad que en la versión anterior, debido en gran parte a unos nuevos asientos ergonómicos, disponibles de serie desde el segundo nivel de acabado.

La suspensión puede incluir el Control de Chasis Dinámico, que permite al conductor regular a voluntad la dureza de los amortiguadores. Se trata una opción recomendable, pues la suspensión estándar es cómoda para ir a baja velocidad por la ciudad, pero resulta demasiado blanda para viajar por carretera. Al respecto, la marca también ofrece la posibilidad de un chasis rebajado en 15 milímetros para quienes deseen mayor consistencia sobre el asfalto.

Más versiones a final de año

En cuanto la asistencia a la conducción, el Skoda Octavia experimenta un gran avance y prevé equipar sistemas tan sofisticados como el Area View, que ofrece una vista cenital alrededor del vehículo mientras se aparca y que estará disponible a finales de año.

De serie, todas las versiones equipan el asistente de prevención de colisión, que evita mediante una maniobra evasiva controlada colisionar con algún peatón, ciclista u otro vehículo, y el asistente de carril para no desviarse involuntariamente viajando por carretera.

El acabado más sencillo Active llegará en septiembre y por el momento el Skoda Octavia ya está disponible en acabados Ambition y Style. Y también en otoño empezarán a llegar otras versiones: Sport y RS, más deportivas, y Scout, la variante campera del Combi con suspensión elevada.

Los precios del Skoda Octavia

Berlina

  • 1.0 TSI (110 CV): 24.900 €
  • 1.5 TSI (150 CV): 26.650 €
  • 2.0 TDI (115 CV): 27.550 €
  • 2.0 TDI (150 CV): 30.550 €

Combi

  • 1,5 TSI (150 CV): 28.950 €
  • 2.0 TDI (150 CV): 32.850 €
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no